El histórico Estadio Centenario de Montevideo será escenario el domingo de otro acontecimiento mundial, la actuación por primera vez del legendario Beatle Paul McCartney, que ha desatado una "paulmanía" sin igual.

Un escenario de seis pisos de alto, más de 50.000 personas que adquirieron sus entradas con gran anticipación y pagaron hasta 792 dólares por verlo de cerca, aprestos sin igual en una lujosa suite de 133 metros cuadrados de 2.500 dólares por día en un hotel frente al Río de La Plata, son algunos de los detalles que están a toda marcha para cuando el mítico cantante llegue el sábado a este país.

Unas 23.000 de las entradas puestas a la venta en agencias donde también se juega a la lotería o se hacen giros fueron vendidas apenas en 45 minutos.

La actuación también podrá ser seguida en los principales estadios de los departamentos de Maldonado y Rivera, donde se montaron pantallas gigantes. Entre ambos estadios hay una capacidad de casi 15.000 personas.

Desde hace días el entorno del estadio Centenario, donde en 1930 se jugó la final del primer Mundial de Fútbol y que ganó Uruguay, tiene otra cara. Decenas de obreros se afanan de un lado a otro ajustando todo el andamiaje, grandes camiones rodean las avenidas principales y ya están listas las rejas metálicas para ordenar al público cuando llegue el domingo la hora señalada. Zonas de exclusión vehicular serán implementadas en los alrededores del Centenario y en un parque cercano y casi 700 policías serán movilizados para la seguridad, además de inspectores de tránsito y decenas de funcionarios.

Los organizadores prohibieron el ingreso del público con filmadoras o cámaras fotográficas y los fotógrafos de prensa sólo ingresarán al predio cuando esté por comenzar el espectáculo y serán escoltados hasta un puesto ubicado a 60 metros del escenario. Deberán hacer sus tomas en 30 segundos cada uno y después serán llevados a la salida y culminará su trabajo.

El espectáculo está previsto para las 2330 GMT y por este fin de semana el grito de gol en el Centenario quedó postergado.

En la prensa se han dedicado páginas y suplementos especiales destacando la carrera del ex Beatle y el legendario grupo de Liverpool.

En el país de la carne, donde el asado es rey, McCartney ha pedido muchas verduras porque es vegetariano.