El estadio Maracaná quedó abierto al público el sábado mientras continúan las obras de renovación de cara a la Copa del Mundo 2014 y la Copa Confederaciones del año próximo.

El público podrá ingresar al estadio para observar las obras, que se espera estén finalizadas para febrero de 2013, antes de la Confederaciones. Los organizadores aseguraron que la obra está completa en un 45%.

El cambio principal es el agregado de un techo sobre las tribunas. El costo total de la obra está calculado en 480 millones de dólares.

El famoso estadio también será escenario de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de 2016.