La misión diplomática del presidente estadounidense Barack Obama a Latinoamérica corría el riesgo de verse empañada el sábado por la supuesta conducta indebida de una docena de agentes del Servicio Secreto despachados para proporcionarle seguridad en Colombia.

El viernes por la noche, una persona que dijo tener conocimiento de la situación dijo a The Associated Press que se trataba de contactos con prostitutas en Cartagena, sede de la Cumbre de las Américas. Un vocero del Servicio Secreto no lo desmintió.

La Casa Blanca no formuló declaraciones, pero tampoco negó dicha afirmación.

Un funcionario estadounidense, que no estaba autorizado a hablar públicamente sobre la cuestión y que requirió anonimato, dijo que se trataba de doce agentes. La agencia no dio a conocer el número del personal involucrado.

La supuesta actividad ocurrió antes de que Obama llegara el viernes a esta ciudad portuaria colombiana para reunirse con otros 33 líderes regionales. El vocero del Servicio Secreto Ed Donovan dijo que los agentes en cuestión fueron relevados de sus tareas y reemplazados por otros agentes.

"Estos cambios de personal no afectarán el amplio plan de seguridad que se ha montado en anticipo al viaje del presidente", afirmó Donovan.

De todos modos, el incidente constituyó una situación embarazosa para el presidente y su delegación como huéspedes del gobierno colombiano. Y amenazó los esfuerzos de la Casa Blanca por concentrar las gestiones de Obama en la economía y en mejorar los vínculos comerciales con una Latinoamérica en rápido crecimiento.

Obama participaba en dos días de reuniones con líderes regionales antes de regresar a Washington el domingo por la noche.

Los agentes involucrados en el incidente se alojaban en el Hotel Caribe de Cartagena. Varios miembros del personal de la Casa Blanca y de la prensa están en el mismo hotel.

Un empleado del hotel, que habló con la condición del anonimato por temor a perder su empleo, dijo que los agentes llegaron hace una semana al hotel situado frente a la playa y que bebían mucho. Agregó que dejaron el hotel el jueves, un día antes de la llegada de Obama y otros líderes regionales.

El director de relaciones públicas del hotel no formuló ninguna declaración.

El Washington Post informó que Jon Adler, presidente de la Asociación Federal de Agentes de Policía, dijo que las acusaciones indican que por lo menos un agente tuvo contacto con prostitutas en Cartagena. La asociación representa a personal policial federal, incluso el Servicio Secreto.

______

Los periodistas de Associated Press Libardo Cardona y Pedro Mendoza contribuyeron a este informe.