Una bomba en el camino que tenía como objetivo una patrulla de seguridad explotó y dejó dos policías muertos en la provincia occidental de Anbar, dijeron funcionarios iraquíes.

Un policía iraquí dijo que la explosión de la mañana del sábado también dejó a otro policía herido y destruyó un vehículo de la policía en el poblado de mayoría suní de Khaldiyah, unos 90 kilómetros (55 millas) al oeste de Bagdad. Un médico en el cercano hospital general de al-Ramadi confirmó las fatalidades.

Ambos funcionarios hablaron bajo condición de guardar el anonimato debido a que no estaban autorizados a revelar información.

Los insurgentes lanzan ataques frecuentes contra fuerzas de seguridad en un intento de socavar el liderazgo del gobierno chií.