Un sismo con una magnitud preliminar de 5,4 sacudió la costa meridional de México el viernes en la madrugada y despertó a muchos habitantes de la capital del país, al remecer edificios, sin que hasta el momento se hubiera informado de víctimas ni daños.

El servicio de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) dio a conocer la magnitud del movimiento telúrico, y dijo que se originó a una profundidad de unos 10,1 kilómetros (6,3 millas).

Por su parte, el Servicio Sismológico Nacional mexicano informó que el sismo ocurrió a las 5:10 de la madrugada (1010 GMT) y el epicentro fue localizado a 20 kilómetros al noroeste de Pinotepa Nacional, municipio del estado sureño de Oaxaca muy cerca de los límites con Guerrero, en la costa del Océano Pacífico. Pinotepa Nacional se ubica unos 590 kilómetros al sur de la capital mexicana y, el 20 de marzo, se ubicó ahí también el epicentro de un sismo de magnitud 7,4 que causó dos muertes y daños en cientos de viviendas en el sur del país.

Tres horas después se presentó una réplica de magnitud 5,3.

El sismo se produjo apenas un día después de dos fuertes movimientos telúricos, uno de magnitud 6,5 y otro de 6,9, en las costas del estado de Michoacán y de Baja California, respectivamente, también sobre el Pacífico.

Marcelo Ebrard, jefe de gobierno (alcalde) de la Ciudad de México, reportó en su cuenta de Twitter que no se han reportado daños graves y que la ciudad funciona normalmente. Asimismo, Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, dijo en su cuenta de Twitter que según reportes de Protección Civil del estado tampoco se reportaron daños de consideración.