Ronaldinho encara una fuerte presión pública en Brasil después que su club Flamengo fue eliminado en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Un diario local reportó que los guardaespaldas de Ronaldinho tuvieron que sacar sus pistolas para mantener a raya a los hinchas que protestaban cuando el atacante intentaba salir del estadio tras la eliminación del jueves.

La barra principal de Flamengo publicó una carta abierta en la que acusa a Ronaldinho de faltarle el respeto al club más popular de Brasil.

Ronaldinho jugó bien y dio dos pases de gol en el triunfo de Flamengo 3-0 sobre Lanús de Argentina, pero el triunfo no fue suficiente para avanzar a los octavos de final, ya que necesitaba de la ayuda de otros resultados.

Ronaldinho ha sido blanco de críticas por su desempeño desde que regresó al fútbol brasileño.