Las denuncias de etiquetamiento racial en perjuicio de turistas mexicanos presentadas contra dos agentes en el Aeropuerto Internacional de Honolulu fueron desestimadas por falta de mérito, informó el viernes la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés).

La TSA dio por cerrado el caso.

La investigación comenzó en noviembre ante la denuncia de que los agentes de seguridad en el aeropuerto se ensañaban principalmente con viajeros mexicanos. Dos empleados dijeron que los agentes conocidos como "mexiverdugos" se ensañaban con pasajeros mexicanos para dar una impresión de laboriosidad a sus superiores.

"Las pruebas disponibles no sustentan las denuncias de etiquetamiento racial contra dos agentes de detección de conducta" en el aeropuerto, dijo la TSA en un comunicado.

En el programa de detección de conductas, ciertos agentes están entrenados para detectar expresiones faciales y otras señales de que una persona tiene malas intenciones.