Los Saints de la NFL anunciaron el viernes que su dueño Tom Benson compró a los Hornets de Nueva Orleáns de la NBA.

El equipo informó en su cuenta de Twitter que está "encantado" por confirmar que "Tom Benson es el nuevo dueño de los Hornets de Nueva Orleáns".

Una persona con conocimiento del acuerdo dijo que el precio de compra es 338 millones de dólares. La persona habló con la AP pidiendo permanecer en el anonimato debido a que no se dieron detalles económicos de la transacción.

La NBA ha estado tratando de vender a los Hornets desde que tomó la medida sin precedentes de comprar el club a su fundador George Shinn en diciembre de 2010. Mientras preparaba la venta del equipo, la liga negoció un nuevo arrendamiento para que los Hornets permanezcan hasta el 2014 en la Arena Nueva Orleáns, propiedad del estado.

Benson, un nativo de Nueva Orleáns, ha sido propietario de los Saints durante casi tres décadas y ayudó a la franquicia a ganar su primer título de Súper Bowl.

La venta del equipo tiene que ser aprobada por la junta de directores de la NBA, que se reúne el viernes en Nueva York.

La venta fue negociada de tal manera que el nuevo dueño de los Hornets tendrá que aceptar el contrato de arrendamiento negociado entre la NBA y el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal. El contrato también contempla una inversión de 50 millones de dólares para mejoras al estadio, que está al otro lado de la calle del Superdome donde juegan los Saints.

Después que la NBA apruebe la venta a Benson, el próximo paso es que la legislatura estatal apruebe el contrato de alquiler del estadio, debido a los fondos necesarios para sus mejoras. Los líderes legislativos ya han expresado públicamente su respaldo al acuerdo.

Los Hornets se mudaron a Nueva Orleáns desde Charlotte en 2002, pero desde entonces han tenido varios problemas, incluyendo la mudanza a Oklahoma City durante dos temporadas completas tras el paso del huracán Katrina.

___

El reportero de deportes de la AP Brett Martel en Nueva Orleáns contribuyó con este reporte.