De haber sabido que jugaría tan mal, Derrick Rose se hubiera quedado en la banca este partido. Lo bueno para él es que sus compañeros en Chicago lo relevaron.

C.J. Watson anotó 16 puntos, incluyendo un triple que empató el partido al finalizar el tiempo reglamentario, y los Bulls de Chicago derrotaron el jueves 96-86 al Heat de Miami en tiempo extra.

Carlos Boozer lideró a los Bulls con 19 puntos y Kyle Korver agregó 17 para Chicago, que superó a Miami 12-2 en el tiempo extra para aumentar su ventaja en la Conferencia Este a cuatro juegos.

Los Bulls obtuvieron la victoria a pesar de que Derrick Rose tuvo una efectividad pésima.

"Si hubiera sabido que así iba a ocurrir, no hubiera jugado", dijo. "Pensé que saldría (a la cancha) y todo iba a estar bien".

Al menos su equipo estuvo bien.

LeBron James anotó 30 puntos para Miami, pero falló un tiro libre sobre el final del tiempo regular. Dwyane Wade agregó 21 puntos y Chris Bosh anotó 20, aunque no pudieron impedir que el Heat perdiera por sexta vez en 11 partidos.

"Este es uno de las peores sensaciones en la campaña regular que he tenido este año", dijo James.

El encuentro lucía bien para Miami cuando un triple de James puso al Heat en ventaja de 83-81 con 49 segundos por jugarse. Pero con la oportunidad de sellar el triunfo falló el primero de dos tiros libres cuando faltaban 11,4 segundos.

Los Bulls empataron con un triple de Watson 2,2 segundos antes del final, y el partido pasó a tiempo extra cuando Wade erró un lanzamiento al sonar el timbrazo.

Deng empezó el tiempo extra con un enceste. Taj Gibson la clavó sobre Ronny Turiaf para conseguir una jugada de tres puntos y anotó con buen movimiento luego de que Wade consiguió un tiro libre, poniendo el encuentro 91-85, con lo que los Bulls consiguieron una dramática victoria la noche en que su superestrella tuviera quizá su peor partido como profesional.

Rose sólo anotó dos puntos con una canasta en 13 intentos, una mala noche para el actual jugador más valioso.

En tanto, en San Antonio, hacía mucho tiempo que Tim Duncan recuerda haber tenido tantas veces la pelota.

Pero no importan los viejos tiempo. Duncan se siente bien de haber logrado que los Spurs de San Antonio se vieran como lo hacían la semana pasada.

Con esto, garantizan que el segundo equipo más ganador de la Conferencia del Oeste volverá a jugar como lo que es de nuevo. Duncan anotó 28 puntos y capturó 12 rebotes, el argentino Manu Ginóbili agregó 20 unidades y los Spurs vencieron el jueves 107-97 a los Grizzlies de Memphis.

Duncan igualó su mejor desempeño de la temporada luego de que los Lakers de Los Angeles humillaran a los Spurs en su propia cancha y sin Kobe Bryant.

El pivote de los Lakers Andrew Bynum hizo ver mal a Duncan al convertirse apenas en el segundo jugador de la NBA en conseguir 30 rebotes en un partido en los últimos 12 años.

"Volvimos a nuestro camino. Esa es la clave de todo, volver a jugar bien", dijo Duncan. "Jugamos terrible frente a los Lakers. Haber sido superados y volver a la cancha esta noche en contra de otro buen equipo. un mucho mejor esfuerzo".

Tony Parker hizo 13 puntos para ayudar a San Antonio a resurgir luego de la humillación sufrida la víspera ante los Lakers de Los Angeles.

Ginóbili, que jugó 29.33 minutos, acertó cuatro de sus nueve tiros de campo y los 11 tiros libres que intentó.

Rudy Gay lideró a Memphis con 19 puntos. Los Grizzlies, que venían de ganar cuatro partidos consecutivos, quedaron a un juego y medio de los Clippers de Los Angeles en la disputa por la cuarta preclasificación a la postemporada.

En otros partidos de la jornada: Detroit venció 109-85 a Charlotte; los Clippers de Los Angeles 95-82 a Minnesota, y Dallas 112-103 a Golden State.