Agustín Román, el primer cubano ordenado obispo en Estados Unidos, falleció en Miami, informó la arquidiócesis de Miami. Tenía 83 años.

La arquidiócesis anunció que Román padeció un paro cardíaco y murió el miércoles por la noche.

El arzobispo Thomas Wenski lo calificó como un "gran patriota" cubano.

Algunos dignatarios dijeron que Román y otros 132 sacerdotes fueron expulsados de Cuba en 1961. Llegó a Miami en 1966 y casi inmediatamente se involucró en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad.

Román se retiró como obispo auxiliar de Miami cuando cumplió 75 años el 5 de mayo del 2003, según lo requiere el derecho canónico. Permaneció activo en el santuario, donde solía recibir a los visitantes y responder correspondencia de otros exiliados cubanos.

No se han anunciado los arreglos para el funeral.