Un mayor número de estadounidenses solicitaron subsidio por desempleo la semana pasada, hasta llegar a su mayor cifra de los últimos dos meses, informó el jueves el Departamento del Trabajo.

La dependencia informó que las solicitudes semanales de ayuda por desempleo aumentaron en 13.000 hasta 380.000 tras un ajuste por temporada. Las cifras de la semana previa también fueron revisadas al alza. El promedio de cuatro semanas, una medida menos volátil, aumentó a 368.500.

Luego de bajar de manera continua desde los últimos meses del año pasado, el número de solicitudes de ayuda por desempleo se ha mantenido estable en las últimas semanas. El promedio de cuatro semanas no ha cambiado notoriamente en los últimos dos meses.

Cuando las solicitudes se mantienen debajo de las 375.000, se interpreta como un indicio de que el mercado laboral hace suficientes contrataciones para bajar la tasa de desempleo.

El aumento en el número de solicitudes de subsidio se da después de un decepcionante reporte de la semana pasada que mostró que los empleadores sólo añadieron 120.000 plazas de trabajo en marzo, la mitad de las que habían creado en promedio en las tres meses precedentes. Pero muchos economistas restaron importancia a las débiles cifras de marzo y señalaron que el clima templado del invierno pudo haber provocado que se anticiparan las contrataciones en enero y febrero.

La economía ha sumado un promedio de 212.000 empleos por mes en el trimestre enero-marzo, mucho más que en el mismo período del año pasado. Y la tasa de desempleo ha caído de 9,1% en agosto a 8,2% en marzo. Un factor que pesa en la baja es que algunas personas han dejado de buscar empleo. Las personas que no trabajan pero que no buscan empleo no se consideran desempleadas.

Los economistas señalan que las solicitudes de subsidio por desempleo están en un nivel mucho más bajo que el año pasado, lo que indica que las débiles cifras de marzo pudieron ser una pausa temporal.

Un mensaje similar surgió de un sondeo de la Reserva Federal difundido el miércoles. Los 12 distritos bancarios de la Fed reportaron que la economía creció de manera constante desde mediados de febrero hasta el 2 de abril. Y la contratación de empleados se mantuvo estable o creció en la mayor parte del país en ese mismo período.

La economía creció a una tasa anual de 3% en el último trimestre del año pasado. La mayoría de los economistas predicen que el crecimiento se tornó más lento en el período enero-marzo hasta una tasa anual menor a 2,5%.

El presidente de la Fed Ben Bernanke ha advertido que la economía está creciendo demasiado lento para mantener los declives recientes en la tasa de desempleo.

Bernanke ha dicho que el crecimiento normalmente necesita estar cerca del 4% por todo un año para bajar la tasa de desempleo en un punto porcentual.