Las fuerzas militares de Guinea-Bissau arrestaron el viernes al primer ministro del país horas después de que la residencia del gobernante fue atacada con granadas y dos semanas antes de su participación en una segunda vuelta de las elecciones presidenciales, indicó un vocero del ejército.

El agregado de prensa militar Francelino Cunha dijo a The Associated Press que el primer ministro Carlos Gomes hijo se halla detenido, pero no aportó detalles sobre el lugar donde se encuentra.

El paradero del presidente interino de Guinea-Bissau sigue siendo desconocido un día después de los ataques que sacudieron la capital del pequeño país.

El organismo que representa a las naciones del Africa occidental consideró la violencia del jueves "un golpe de estado lamentable". Sin embargo, un comunicado emitido el viernes por un comandante militar desconocido aseguró que los soldados de Guinea-Bissau no buscan tomar el poder sino evitar una invasión de soldados angoleños.

Gomes era el favorito para ganar la segunda vuelta electoral del 29 de abril luego que su rival político Kumba Yala, un ex presidente que fue derrocado en un golpe de Estado en 2003, dijo que boicotearía los comicios debido a irregularidades en la primera ronda de las elecciones.

La elección especial se lleva a cabo después que el presidente de Guinea-Bissau murió en enero, por complicaciones relacionadas con diabetes. Los temores de un golpe de Estado militar han aumentado desde su funeral, cuando el poder fue entregado al presidente interino Raimundo Pereira. El país, repetitivamente inestable, ha sido asolado por golpes de Estado desde su independencia de Portugal en 1974, y su mandatario Joao Bernardo "Nino" Vieira fue asesinado en su residencia en 2009.

Funcionarios de Portugal y Estados Unidos advirtieron a sus ciudadanos que se abstengan de viajar al país.

"La amenaza de una violencia continua y un creciente potencial de inestabilidad política y civil o descontento militar en Guinea-Bissau sigue siendo alta", de acuerdo con un comunicado de la embajada estadounidense en Dakar, Senegal.

En el comunicado emitido el viernes en Bissau, el comandante militar no identificado sostuvo que Gomes iba a permitir que el ejército de Angola , otra ex colonia portuguesa en Africa, entrara en Guinea-Bissau para atacar a las fuerzas militares del país de 1,5 millones de habitantes.