Los obispos católicos de Estados Unidos convocaron el jueves a una campaña nacional en defensa de la libertad religiosa y exhortaron a sus fieles a resistir las leyes que la jerarquía eclesiástica considera injustas.

En un documento de 12 páginas que cita al reverendo Martin Luther King, los obispos dijeron que sacerdotes, laicos, personalidades públicas y otros deben participar del esfuerzo para derogar leyes estatales y federales recientes que, dicen, violan la libertad religiosa.

"Dirigimos una convocatoria urgente a nuestros correligionarios católicos y nuestros compatriotas estadounidenses a que estén alertas porque la libertad religiosa sufre ataques aquí y en el extranjero", dice el documento episcopal.

La ley de reforma de la salud sancionada por el gobierno del presidente Barack Obama ordena que la mayoría de los empleadores cubran los gastos de control de la natalidad de sus empleadores. La Casa Blanca ofreció un acuerdo para el caso de hospitales y universidades de filiación religiosa, pero los obispos dicen que los cambios son insuficientes.

Los críticos dentro y fuera de la Iglesia han acusado a los obispos de insistir en el asunto para asegurar que Obama no obtenga su reelección. Los obispos dicen en el documento que "esto no debe ser un asunto partidista".

"La Constitución no es para los demócratas o los republicanos o los independientes. Es para todos y nuestros representantes electos deberían encabezar una gran campaña apartidista para asegurar que siga así", dice el documento.

Varios obispos han clausurado sus instituciones de adopción y hogares para huérfanos donde el gobierno les exigiría que coloquen a niños en hogares con parejas del mismo sexo. La jerarquía católica también combate las leyes inmigratorias de Alabama y otros estados, que según grupos religiosos les impiden ayudar a personas que inmigraron sin autorización.

Los obispos también protestaron por una decisión de las autoridades federales de no renovar un contrato para colaborar con víctimas del tráfico sexual, ya que la jerarquía se negó a proporcionar a las mujeres los medios para el control de la natalidad o el aborto.

El documento cita una frase de la "Carta desde la cárcel de Birmingham", de 1963, en la cual King dice que una ley injusta está "fuera de armonía con la ley moral". Dice que no puede buscarse un "acuerdo" sobre esas leyes, las cuales se deben resistir o derogar.

"Si hoy enfrentamos la perspectiva de leyes injustas, entonces los católicos de Estados Unidos, en solidaridad con nuestros conciudadanos, debemos tener el valor de no obedecerlas", dice el documento.

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos planea realizar una "Quincena por la libertad" del 21 de junio al 4 de julio, con oración y estudio acerca de la libertad religiosa.