El gobierno de Estados Unidos subastará los bienes confiscados en República Dominicana a tres hermanos acusados de uno de los mayores fraudes contra el programa de seguridad social Medicare, informó el jueves la oficina encargada de la venta.

Entre los 35 bienes se encuentran cuatro moteles que en conjunto suman 176 cuartos, un hotel en construcción en la zona de Bávaro con 100 habitaciones y un parque acuático de alrededor de una hectárea, también en esa región turística.

"Actualmente no tenemos el valor de venta del parque de agua y el hotel", indicó en un correo electrónico enviado a la AP un vocero de la oficina del Departamento de Justicia estadounidense en Santo Domingo, la dependencia encargada de la subasta.

La embajada de Estados Unidos confirmó que el gobierno de su país, a través del servicio de alguaciles y con apoyo jurídico de la Procuraduría General dominicana abrió el proceso para que los interesados envíen sus ofertas.

El gobierno estadounidense estableció una página en internet para que los interesados conozcan los inmuebles y envíen sus propuestas de compra.

En conjunto se fijó un precio mínimo que alcanza 22,1 millones de dólares.

El procurador estadounidense Eric Holder anunció en noviembre durante una visita a Santo Domingo que se esperaba recuperar al menos 37 millones de dólares de los bienes confiscados a los hermanos Benítez en República Dominicana.

El 20% del dinero recuperado será entregado al gobierno dominicano por "los extraordinarios y sin precedentes niveles de cooperación" para lograr la confiscación de los activos de los hermanos Benítez, había explicado Holder.

Los cubanos naturalizados estadounidenses Carlos, José y Luis Benítez fueron acusados en mayo de 2008 en Miami por haber desfalcado al Medicare unas 84 millones de dólares mediante el cobro de facturas emitidas por clínicas de atención a pacientes con VIH o sida.

Tras invertir parte del dinero en propiedades de lujo en República Dominicana, los hermanos Benítez huyeron, de forma presunta, a Cuba en 2008.

Entres las propiedades que serán subastadas hay 12 apartamentos en el lujoso Malecon Center de Santo Domingo, un edificio de 8 apartamentos en Bávaro, así como casas, locales comerciales y solares en la turística región este del país.

La oficina encargada de la subasta detalló que no existe una fecha límite para presentar propuestas de compra y tampoco tiene un tiempo estimado para concluir todo el proceso.