La agencia antinarcóticos estadounidense DEA anunció el jueves que el Departamento del Tesoro designó como narcotraficantes a los mexicanos Ezio Benjamín Figueroa Vásquez y su hijo Hassein Eduardo Figueroa Gómez, a quienes señala de importar toneladas de pseudoefedrina y efedrina desde Europa y Africa hasta México.

El jefe de operaciones financieras de la DEA John Arvanitis dijo que los principales carteles del mundo dependen de organizaciones como las de los Figueroa, compuesta por 16 empresas en México y Panamá, para "asegurar cantidades enomes de precursores químicos como efedrina y pseudoefedrina para producir cantidades masivas de (la droga conocida como) cristal que termina en comunidades de Estados Unidos".

Un gran jurado federal de Virginia formuló cargos el 2 de noviembre del 2011 contra los Figueroa por lavado de dinero.

Las 16 empresas de Figueroa Vásquez, quien se encuentra en México desde su arresto en septiembre de 2011, se dedican a bienes raíces, construcción y actividad farmacéutica.

La designación de narcotraficante, adoptada por la Oficina para Control de Bienes en el Extranjero (OFAC por sus siglas en inglés), prohibe a estadounidenses realizar transacciones financieras y comerciales con estas personas, y congela los bienes que posean en territorio estadounidense.