La Marina dominicana detuvo a 21 haitianos y siete dominicanos que pretendían viajar clandestinamente en una pequeña lancha a Puerto Rico, informaron el jueves los organismos de rescate.

José David Corcino, vocero de la Marina, explicó a The Associated Press que la mayoría de los viajeros, entre los que figuran 12 mujeres, fueron detenidos la noche del miércoles cuando esperaban presuntamente la lancha cerca de la playa de Punta Coco, en el extremo nororiental dominicano.

El resto ya estaba a bordo de la embarcación, que había zarpado horas antes a 110 kilómetros al oeste. El capitán de la lancha también fue arrestado.

Entre los detenidos, que fueron trasladados a la sede de la Marina en Santo Domingo para ser interrogados, hay 21 ciudadanos haitianos, la mayoría sin permiso migratorio para estar en República Dominicana, detalló Corcino.

La embarcación de unos 28 pies de eslora había partido la tarde del miércoles de la desembocadura del río Yuna, 75 kilómetros al noreste de Santo Domingo, con un número indeterminado de personas y recogería a un grupo mayor en Punta Coco antes de partir clandestinamente a Puerto Rico.

Los miembros de la Marina arribaron a Punta Coco poco antes de la llegada de la lancha y comenzaron el operativo de arresto de los migrantes que trataban de viajar a Puerto Rico sin permiso migratorio.

En su intento por huir, los frustrados viajeros que esperaban la lancha se ocultaron entre la maleza y al menos tres mujeres se lanzaron al mar, sufriendo lesiones leves, aseguró Corcino.

El oficial relató que al darse cuenta de la persecución que ocurría en tierra, el capitán de la lancha encalló accidentalmente la embarcación y los pasajeros también se arrojaron al mar cerca de la playa.

"Una mujer haitiana fue rescatada del mar cerca de la medianoche", aseguró a la AP Amado Avila, director de la Defensa Civil en la turística provincia La Altagracia, donde se ubica Punta Coco.

Avila insistió que socorristas de la Defensa Civil permanecían esta mañana en la zona en busca de otras personas que hubiesen permanecido en el mar.

Según las versiones de los detenidos, el grupo de viajeros estaba compuesto por al menos 40 personas, de los cuales estiman que una decena estarían desaparecidos.

Corcino confió en que ninguno de los viajeros murió, al señalar que la mayoría se ocultó entre la maleza cercana a la playa.

Avila dijo que los haitianos pagaron unos 2.000 dólares para viajar sin permisos migratorios al territorio estadounidense de Puerto Rico.

El incidente ocurrió sólo dos meses después de que 57 dominicanos murieron cuando la lancha de madera en la que trataban de llegar sin permiso migratorio a Puerto Rico naufragó en la bahía de Samaná. Del naufragio sólo sobrevivieron 13 personas, entre ellos una mujer.

Miles de dominicanos han perdido la vida al viajar en pequeñas lanchas de madera a Puerto Rico, cruzando el peligroso canal de La Mona.