Las autoridades denegaron la libertad condicional al asesino múltiple Charles Manson en su duodécima y quizá última audiencia para lograr la excarcelación.

Manson, de 77 años, ahora con pelo y barba canosa, no asistió a su audiencia del miércoles, en la que la comisión de libertad condicional dijo que el preso no había mostrado ánimo para rehabilitarse. Manson no tiene derecho a solicitar libertad condicional en los próximos 15 años.

"Esta comisión no encontró aspecto positivo alguno en lo que se refiere a factores de adaptación", dijo John Peck, integrante de la misma.

Un factor crucial en el fallo de la comisión fue algo que Manson dijo recientemente a uno de sus psicólogos en la prisión y que Peck leyó en voz alta: "'Soy especial. No soy un preso ordinario. He pasado mi vida en prisión. He puesto a cinco personas en la tumba. Soy un hombre muy peligroso".

La comisión deliberó durante 20 minutos antes de emitir su fallo.

Manson orquestó una serie de homicidios atroces que aterrorizaron hace 40 años a Los Angeles. Manson y sus seguidores fueron declarados culpables de las muertes de la actriz Sharon Tate y otras cuatro personas ocurridas en 1969.

Jamás quedó esclarecido el motivo de los crímenes. Manson fue sentenciado a muerte pero la pena le fue conmutada debido a que la Suprema Corte de California prohibió temporalmente las ejecuciones en 1972.

"Yo ya terminé con él", señaló Debra Tate, hermana de la actriz, al término de la audiencia.

Conforme a la ley, las autoridades pueden denegar a los presos hasta un máximo de 15 años la oportunidad de que vuelvan a solicitar la libertad condicional.

___

La reportera de The Associated Press, Linda Deutsch, contribuyó desde Los Angeles a este despacho.