El líder norcoreano Kim Jong Un recibió el nuevo nobramiento de "primer presidente" del principal órgano estatal, mientras que su padre,Kim Jong Il, fue nombrado "presidente para la eternidad", informó el viernes la prensa estatal.

El nombramiento de Kim como el primer presidente de la Comisión Nacional de Defensa tuvo lugar durante una manifestación en Pyongyang a la que asistieron Kim y funcionarios de alto rango.

La manifestación se realizó horas después del fracaso del lanzamiento del cohete norcoreano que Washington y otros gobiernos dijeron que encubría una prueba de cohete de largo alcance.

El lanzamiento previsto de un cohete norcoreano fracasó rápidamente el viernes, al hacerse pedazos sobre el Mar Amarillo poco después del despegue.

Corea del Norte reconoció en un comunicado leído por la TV estatal que un satélite lanzado horas antes desde su costa occidental no entró en órbita. Estados Unidos y Corea del Sur también anunciaron el fracaso del lanzamiento.

El satélite Kwangmyongsong-3 fue lanzado desde la Estación de Lanzamiento de Satélites Sohae en Tongchang-ri cerca de la costa occidental a las 7.38 (2238 GMT del jueves), pero no alcanzó su órbita, dijo la Agencia Central de Noticias Coreana.

"Científicos, técnicos y expertos indagan en la causa del fracaso", informó la agencia estatal.

Funcionarios estadounidenses y surcoreanos dijeron horas antes que el cohete se hizo pedazos un minuto después del lanzamiento, y que se trató de una provocación por ser un ensayo de tecnología misilística.

En respuesta al lanzamiento, Washington anunció la suspensión de su plan de enviar ayuda alimenticia al Norte a cambio de que desistiera de sus planes nucleares.

Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña y otros países habían exhortado a Corea del Norte a que desistiera de un lanzamiento considerado un ensayo encubierto de tecnología que permitiría lanzar un misil de largo alcance hacia Estados Unidos.

Pyongyang se negó, asegurando que el satélite era de tipo civil y que se trataba de una hazaña tecnológica en ocasión del centenario del nacimiento de Kim Il Sung, el fundador del país, que se cumple el domingo.

El fracaso avergonzó profundamente a Pyongyang, que invitó a decenas de periodistas extranjeros a presenciar el lanzamiento otros festejos.

Había empeñado el orgullo del régimen en el satélite, considerado un alarde de fuerza en medio de las penurias económicas al tiempo que el nieto menor de Kim Il Sung, Kim Jong Un, consolida su poder luego de la muerte de su padre y antecesor en el poder, Kim Jong Il, hace cuatro meses.