El líder Boca Juniors, con rivales que en la puja por el título se van desinflando de a poco, visitará a Tigre, mientras que Independiente y Racing Club chocarán en un duelo que promete ser picante por la presencia del colombiano Teófilo Gutiérrez en la 10ma fecha del campeonato Clausura del fútbol argentino.

"Teo" Gutiérrez, casi un pan de Dios fuera de la cancha y casi un Diablo dentro de ella, está en la mira de jugadores de Independiente, a los que varias veces sacó de quicio con polémicas declaraciones o bien con sus actitudes.

Boca marca el paso con solidez, mientras su escolta Arsenal, y el tercero Newell' Old Boys están sumando buenos puntos con el objetivo de salvarse del descenso.

Arsenal visitará el domingo a Unión y Newell's será anfitrión el domingo de Banfield.

En la antesala del torneo, Vélez Sarsfield, Estudiantes y el subcampeón Racing aparecían como los enemigos del monarca Boca. Pero todos ellos, principalmente Racing, van perdiendo aire.

Boca tiene 20 puntos, Arsenal 18, Newell's 16 y Estudiantes 15. Racing, con nueve puntos, tiene a 13 equipos por arriba suyo.

Boca, que en la noche del miércoles venció 2-0 en su visita a Fluminense para avanzar a los octavos de final de la Copa Libertadores, podría contar con la reaparición de su cerebro Juan Román Riquelme, quien viene jugando con intermitencias ya sea por secuelas de lesiones o bien para descansar.

Su rival Tigre estaba encaramado entre los líderes hasta que perdió tres partidos seguidos para quedar hundido en la zona del descenso directo, junto con Olimpo.

Si Boca-Tigre atrapa la atención por la presencia de un líder que además es un grande, no menos importante es el clásico entre otros gigantes como Independiente y Racing, viscerales enemigos, vecinos de Avellaneda y cuyos estadios están separados por menos de 200 metros.

La posibilidad de que Alfio Basile renuncie como técnico si su equipo Racing pierde, y la presencia de Gutiérrez son otros de los atractivos del duelo del sábado en la cancha de Independiente, que tiene un punto más que su rival.

Gutiérrez, que será titular junto con su compatriota Giovanni Moreno, es el enemigo número uno de los jugadores de los Diablos Rojos.

"Quiero hacer tres goles y llevarme el balón", dijo el colombiano como para calentar aún más el clásico entre ambos equipos, que fueron campeones de la Libertadores y del mundo antes que Boca y que River Plate. "Los clásicos se juegan como en el barrio, a no perder", agregó.

La réplica no se hizo esperar entre el plantel de Independiente, que en tres partidos sufrió dos goles del colombiano, uno de ellos en un amistoso de verano cuando Teo le tiró un pelotazo aparentemente adrede a Gabriel Milito, quien poco después buscó revancha y terminó expulsado.

"Teo es bravo, se la banca (aguanta) pero que sepa que enfrente va a tener a 11 fieras", dijo el defensor de los Diablos Rojos Julián Velázquez, quien días atrás había sido más contundente: "Si a Teo lo veo en la calle, lo peleo mano a mano".

San Lorenzo, que viene de empatar 1-1 con Racing en el debut del técnico de Ricardo Caruso Lombardi, recibirá a Godoy Cruz. San Lorenzo figura en la zona de Promoción, peldaño previo al descenso directo.

La fecha se completa con Estudiantes-Colón (viernes); Olimpo-All Boys, San Martin-Vélez (sábado), Argentinos-Belgrano (domingo), Lanús-Rafaela (lunes).