El consumo de esteroides no debe ser impedimento para que un pelotero entre al Salón de la Fama, afirmó el miércoles el presidente del sindicato de jugadores de las Grandes Ligas.

En una presentación ante el Club de Prensa Estadounidense, Michael Weiner dijo que el Salón de la Fama "es para los mejores peloteros de la historia".

Weiner añadió que Pete Rose debe estar en Cooperstown pese a su historial de apuestas, de la misma forma que no se prohíbe el ingreso de ejecutivos que estuvieron involucrados en lo que denominó como una "masiva conspiración" para deprimir los salarios en los contratos de los jugadores en la década de 1980.

"Es un museo", dijo Weiner. "Si desean que se incluya alguna anotación en su placa que indique que se juzgó que utilizaron sustancias para mejorar el desempeño o que fueron acusados de haber hecho eso, que así sea".

Weiner aclaró que hablaba con su opinión personal y no la posición oficial del sindicato.

"Habrá gente en el Salón de la Fama a la que varios árbitros juzgaron que se involucró en una conspiración masiva llamada colusión para defraudar a los aficionados de la competencia libre", indicó Weiner. "Esas personas también pertenecen al Salón de la Fama. Así, desde mi perspectiva, el Salón de la Fama es para los mejores jugadores de béisbol y los ejecutivos más influyentes que han participado, y todos deberían estar adentro".

Mark McGwire y el cubano Rafael Palmeiro, dos de los nombres más destacados de la llamada "era de los esteroides" del béisbol, se han quedado muy cortos de obtener suficientes votos para ingresar a Cooperstown a pesar de poseer estadísticas en sus carreras que de otra forma los habrían hecho amplios favoritos para ingresar rápidamente.

Roger Clemens, que a partir de 2013 ya puede ser candidato al Salón, será juzgado a partir de la semana próxima bajo cargos de que le mintió al Congreso cuando negó haber usado esteroides y la hormona de crecimiento humano.

El béisbol disfruta de un amplio período de paz laboral después de un acuerdo alcanzado en noviembre para un nuevo contrato colectivo de trabajo por cinco años, lo que le da amplio margen a Weiner para tocar diversos temas sin que cada una de sus palabras sea examinada cuidadosamente en busca de indicios de una posible huelga.

___

Joseph White está en Twitter como http://twitter.com/JGWhiteAP