Los precios de las acciones en las bolsas de valores de Nueva York cerraron el miércoles con alza, un repunte tras las fuertes pérdidas del día anterior, cuando sufrieron una caída libre ante los temores sobre la deuda europea y las ganancias de las empresas estadounidenses.

Esos temores sobre los problemas a ambos lados del Atlántico se calmaron gracias a las sorprendentes ganancias del productor de aluminio Alcoa y la noticia de que los costos de endeudamiento en España disminuyeron, un indicio potencial de que los inversionistas mantienen la fe — por ahora, en cualquier caso — en la salud de los mercados financieros de ese país.

El resultado fue un giro de 180 grados en Wall Street. El índice industrial Dow Jones llegó a subir 129 puntos durante la jornada antes de cerrar en 12.805,39, un alza de 89,46 puntos. En la víspera perdió 214 puntos, para rematar su racha perdedora más larga y más grande de este año.

Los mercados europeos también subieron. Las acciones avanzaron casi 1% en las principales capitales, a excepción de Grecia, después de perder entre 2% y 3% el día anterior. Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron, lo que indica que los inversionistas están más dispuestos a invertir dinero en acciones.

Otros índices en Estados Unidos también compensaron la mayor parte de las pérdidas de la víspera. El Standard & Poor's 500 avanzó 10,12 a 1.368,71, después de haber perdido 24 puntos el martes. El índice compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, ganó 25,24 para concluir en 3.016,46 después de una pérdida de 56 puntos.

Alcoa subió más de 6% después de reportar la noche del martes ganancias en los primeros tres meses del año y superar las expectativas de los analistas de Wall Street, que predecían una pérdida.

Dado que Alcoa es la primera empresa del promedio industrial Dow Jones que reporta sus resultados trimestrales de esta temporada, sus cifras tienen más capacidad de mover el mercado en comparación con las empresas que reportan más adelante. En las próximas semanas habrá más resultados del primer trimestre de las empresas que cotizan en bolsa.

Los observadores del mercado estaban divididos sobre cuánto tiempo durarían las ganancias y si las ganancias de Alcoa en realidad significan algo para el resto de la temporada de informes de ganancias.

"No estoy pronosticando que vamos a tener un trimestre de enormes ganancias", dijo David Armstrong, director general de Monument Wealth Management en Alexandria, Virginia. "Pero creo que si la gente pensaba que la temporada de resultados iba a ser mala, puede estar gratamente sorprendida".

"¿Un informe de ganancias?" respondió Uri Landesman, presidente del fondo de inversiones Platinum Partners en Nueva York. El impulso "va a durar hasta la primera cifra negativa".

Los inversionistas también parecían ansiosos de aferrarse a cualquier noticia positiva sobre Europa, y los animó que la tasa de los bonos españoles a 10 años bajó ligeramente después de aproximarse el martes al 6%. El 7% se suele considerar el punto en que se hace demasiado caro para un país pedir dinero prestado.

Los inversionistas eligieron, en gran medida, hacer caso omiso de otras señales de que los problemas en Europa sólo están en hibernación y no se han resuelto. Los costos de endeudamiento de España son todavía peligrosamente altos.

Italia vendió bonos a 12 meses, pero se vio obligada a pagar más del doble de la tasa de interés que pagó el mes pasado. Incluso Alemania, cuyos bonos son considerados una inversión más segura, no consiguió deshacerse de todos los bonos a 10 años que pretendía vender.

Las ganancias del miércoles todavía no compensan las pérdidas del mercado en el segundo trimestre. Las del miércoles fue apenas la segunda ganancia para el Dow en los siete días de operaciones de este trimestre. El Dow Jones subió un 8% al cierre del primer trimestre, pero tiene hasta el momento una baja de 3% en el segundo.