Cuando el venezolano Freddy García salió del montículo por mal desempeño y el taiwanés Wi-Yin experimentó la emoción de lanzar por primera vez en las Grandes Ligas, los Orioles de Baltimore y los Yanquis de Nueva York amagaban con anotarse uno al otro sin conseguirlo.

Raúl Ibáñez finalmente decidió la batalla de las oportunidades perdidas en la duodécima entrada: produjo la carrera del triunfo con un doble cuando iban dos outs y los Yanquis se alzaron el martes en la noche con la victoria por 5-4.

"Parecía uno de esos partidos en los que el triunfo podía irse hacia cualquier lado. Tuvimos nuestras oportunidades para anotar", señaló el piloto de los Yanquis, Joe Girardi. "Fue una jornada extraña. Sí, extraña", agregó.

Ambos equipos tuvieron dificultades para conjuntar su mejor juego durante el frío de la noche en Camden Yards. Nueva York conectó dos de 18 cuando tenía corredores en posición de anotar en tanto que los Orioles estaban cero de ocho. Y esto fue sólo parte de la historia.

García y el zurdo de los Orioles, Wei-Yin Chen, tuvieron cada cual actuaciones para el olvido. García efectuó cinco lanzamientos descontrolados, uno menos que el número más alto en la historia de las Grandes Ligas.

Chen tenía ventaja de 4-1 el inicio de la sexta entrada en su estreno en las Grandes Ligas. Sin embargo, los Yanquis empataron mediante tres imparables, una base por bola y un error costoso del tercera base Mark Reynolds.

Cuando iban dos outs, el piloto de los Orioles, Buck Showalter, se dirigió al montículo y sacó al taiwanés, de 26 años.

"Cuando Buck se dirigió hacia mí estaba yo muy molesto conmigo mismo porque no lograba tener control en la noche", dijo Chen mediante un intérprete. "No ayudé al equipo a lograr la victoria en la noche. Para eso estoy aquí, para contribuir a las victorias del conjunto. No estoy satisfecho", apuntó.

"Físicamente, no estoy cansado", apuntó Chen. "Mentalmente, sí estoy agotado", señaló.

El venezolano García recibió cuatro carreras, tres de ellas limpias, cuatro imparables y concedió tres bases por bola en cuatro entradas dos tercios.

El sudamericano se convirtió en el primer jugador que efectúa cinco lanzamientos descontrolados en un partido desde que ocurrió lo mismo a Ken Howell, de Filadelfia, en 1989.

"La verdad es que no hice buenos lanzamientos esta noche. Se me iban para todos lados", señaló García. "No recuerdo que me ocurriera. No sé cuántos lanzamientos descontrolados hice, ¿cinco, seis?", señaló.

Su problema es que no pudo asentar en su mano la bola para hacer el lanzamiento de colmillos de araña.

"Haber recibido sólo cuatro imparables en casi cinco entradas es bastante asombroso considerando que está fallando mi principal arma", señaló García.

En otro partido, los Cerveceros de Milwaukee derrotaron el martes a domicilio 7-4 a los Cachorros de Chicago con jonrón de tres carreras del venezolano Alex González.

Los Cerveceros no tuvieron problemas para adaptarse al clima durante la noche, que estuvo fría con una temperatura de 4,4 grados centígrados (40 Fahrenheit).

"La primera entrada fue bastante buena", dijo el piloto de los Cerveceros, Ron Roenicke. "Pero éste es el Wrigley Field", apuntó.

En los restantes resultados de la Liga Americana, Detroit 5, Tampa Bay 2; Chicago (Medias Blancas) en Cleveland, pospuesto por lluvia; Toronto 7, Boston 3; Texas 1, Seattle 0, y Kansas City 3, Oakland 0, en ocho entradas.

En la Liga Nacional se registraron los siguientes resultados: L.A. (Dodgers) 2, Pittsburgh 1; San Luis 3, Cincinnati 1; Washington 6, N.Y. (Mets) 2; Atlanta 6, Houston 4; y Arizona 4, San Diego 2, en 11 entradas.