La UEFA le impuso una multa de 30.000 euros (39.400 dólares) al Manchester City por regresar tarde a la cancha para el segundo tiempo de un partido por la Liga Europa.

El City regresó a la cancha más de un minuto tarde en el encuentro contra el Sporting de Lisboa por los octavos de final del torneo.

El City no puede apelar el castigo.