Un tribunal en Suiza falló el miércoles a favor de un estadounidense a fin de que no se entregue información de la cuenta que tiene esa persona en el banco Credit Suisse a las autoridades fiscales de Estados Unidos.

La decisión asestó un revés a las acciones de Suiza para sacudirse la imagen de un paraíso fiscal y también a las conversaciones con Washington para el intercambio de información sobre presuntos evasores.

La Corte Administrativa Federal dijo que conforme a un tratado de 1996 entre Suiza y Estados Unidos, es improcedente que el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos solicite detalles de la cuenta de un posible evasor fiscal si no existe evidencia clara de que el implicado pretendía cometer fraude.

El tribunal dijo en un comunicado que la evidencia de evasión fiscal, como la falta de una declaración sobre una cuenta bancaria suiza, es insuficiente para que se entregue información al Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés).