Las bolsas de valores europeas repuntaron el miércoles y lavaron algunas de las pérdidas de la víspera, cuando los temores a una desaceleración de la economía estadounidense y el empeoramiento de la crisis europea de la deuda soberana hundieron los mercados.

El interés de los bonos soberanos españoles a 10 años bajó tras superar el martes el 6%. Empero, los analistas advirtieron que la recuperación era incierta y que permanecen los temores subyacentes.

"Al parecer el informe de un debilitamiento del mercado laboral de Estados Unidos publicado el viernes está siendo usado como catalizador para una venta generalizada, debido a los temores por la eurozona y la desaceleración de la economía estadounidense", dijo el corredor Ben Critchley, de la firma IG Index.

Empero, los analistas advirtieron que el aumento de los intereses de los bonos españoles e italianos no son una repetición de lo mismo.

"La desgraciada realidad es que España es muy diferente a las naciones que ya han sido rescatadas; puede decirse que es demasiado grande para un rescate", dijo David White, corredor de la firma Spreadex. "Y si se cumplen las previsiones formuladas por el gobierno español, el FMI y el BCE no tienen recursos suficientes para calmar a los mercados o renegociar su deuda de ser necesario, por lo que las oscilaciones vistas este mes seguramente continuarán".

En París, el CAC-40 subía el 1%, a 3.251; en Francfort, el DAX ganaba el 1,2, a 6,688, y en Londres, el FTSE avanzaba el 0,6%, a 5.630.

El euro ganaba un 0,5% a 1,3147.

En Wall Street, el Dow Jones subía un 0,7% a 12.773, y el S&P el 0,8% a 1.369, ambos en operaciones previas a la apertura.

El crudo de referencia para entrega en mayo subía 50 centavos a 101,52 dólares el barril en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York.

En Tokio, el Nikkei 225 cerró con baja del 0,8% a 9.458,74. En Hong Kong el Hang Seng retrocedió el 1,1% a 20.140,67 y en Seúl el Kospi subió el 0,1% a 1.994,41.

___

Elaine Kurtenbach contribuyó a este artículo desde Shanghai.