El papa Benedicto XVI envió un telegrama de pésame por la muerte del cardenal Luis Aponte Martínez, arzobispo emérito de San Juan de Puerto Rico, informó el miércoles el Vaticano.

"Profundamente entristecido por la muerte del querido cardenal Luis Aponte Martínez, después de una enfermedad vivida con gran serenidad, expreso mi más sentido pésame a usted, a los familiares del difunto y a todo ese querido pueblo portorriqueño", señaló en el telegrama al actual arzobispo de San Juan de Puerto Rico, monseñor Roberto Octavio González Nieves.

"Me uno a todos para encomendar a la misericordia del Padre Celestial a este celoso pastor que con tanta caridad y sencillez ha servido a su pueblo", agregó.

Recordó que "llevó a cabo un generoso e intenso ministerio episcopal en Ponce, y luego como arzobispo de San Juan participó en el Concilio Vaticano II implantando en esa iglesia particular sus disposiciones, testimonió su gran amor a Dios y a la Iglesia, así como su gran dedicación a la causa del Evangelio".

Aponte Martínez, arzobispo de San Juan de Puerto Rico durante 35 años, el primer y único cardenal portorriqueño, falleció el martes a los 89 años.

Nacido el 4 de agosto de 1922 en Lajas, estudió en el seminario de Boston, Estados Unidos, se ordenó como sacerdote en 1950 y en 1964 fue nombrado arzobispo de San Juan, cargo que ejerció hasta 1999, según su biografía oficial.

Recibió el título de cardenal en 1973 de manos de Pablo VI y participó como elector en dos conclaves (1978 y 2005).