Branislav Ivanovic, defensor serbio del Chelsea, presentó una apelación contra un cargo por conducta violenta después de un aparente golpe a un adversario durante un juego por la liga Premier, dijo el equipo el miércoles.

El ataque contra Shaun Maloney, defensa del Wigan, ocurrió hacia el final del triunfo del Chelsea por 2-1 en el juego del sábado en el estadio Stamford Bridge. La jugada no fue vista por los árbitros, pero fue captada en video.

Una comisión regulatoria de la Asociación Inglesa de Fútbol evaluará el jueves la evidencia grabada y los informes escritos.

Si Ivanovic es declarado culpable enfrenta una suspensión por tres juegos, comenzando con el partido se semifinales de la Copa de la FA el domingo contra Tottenham.