El primer ministro griego convocó el miércoles a elecciones generales para el 6 de mayo después que su gobierno de coalición promovió acuerdos financieros de rescate que evitaron que el país se declarara en cesación de pagos, pero que condenaron a los griegos a más penurias.

Lucas Papademos, ex vicepresidente del Banco Central Europeo, fue designado primer ministro en noviembre y pasó cinco meses apoyando estrictas medidas de austeridad para conseguir un rescate internacional y una condonación parcial a las deudas con los bancos.

"Los principales objetivos de nuestro gobierno se lograron", dijo Papademos a una reunión de gabinete, según una transcripción oficial que pudo ver The Associated Press. "Pero para completar y asegurar el esfuerzo por enderezar la economía, hay que tomar decisiones importantes inmediatamente".

Aclaró que estas decisiones incluyen un nuevo programa de austeridad para el período 2013-2016, y la implementación de recortes y reformas estructurales "necesarios para que la economía griega crezca de manera viable y para que la nación permanezca dentro de la eurozona".

Las encuestas de opinión indican que ningún partido podrá ganar la mayoría necesaria para gobernar por sí solo, pero no está claro si los principales dirigentes políticos de la nación aceptarán un nuevo acuerdo de poder compartido.

Papademos se reunió posteriormente con el presidente Karolos Papoulias para solicitar formalmente la elección 18 meses antes de que expire el período actual del parlamento.

El gobierno permanecerá en el cargo hasta las elecciones para asegurar la puesta en práctica de las reformas legisladas, dijo Papademos al gabinete.

"No podemos perder un solo día", afirmó. "Esta campaña no es como las demás. Muchas cuestiones no pueden esperar hasta después de las elecciones".

Papademos dijo que uno de los principales pendientes es la recapitalización de los bancos griegos, que fueron muy afectados por la depreciación de la deuda privada que redujo el valor nominal de los bonos griegos en más de la mitad por medio de un acuerdo masivo de canje.

Un funcionario del gobierno dijo que el gabinete aprobó una ley que da al estado la opción de emitir garantías que permitan a los bancos registrar el valor de sus bonos griegos a su valor nominal en vez del valor del mercado, que es considerablemente menor.

Los conservadores de oposición aceptaron un acuerdo para compartir el poder con la mayoría socialista en noviembre, después que la oposición parlamentaria a las medidas de austeridad dejó tambaleando el gobierno anterior del primer ministro socialista George Papandreou.

Los dos partidos tradicionalmente dominantes han visto disminuir el apoyo popular en momentos en que los griegos atraviesan un quinto año de recesión y cortes reiterados de salarios y prestaciones con un desempleo del 21%.