El retroceso que sufrió el mercado laboral en Estados Unidos el mes pasado podría ser temporario, según un estudio de la situación empresarial realizado por la Reserva Federal.

El estudio divulgado el miércoles por el banco central estadounidense agrega que la economía en cada uno de los 12 distritos de la Fed creció de mediados de febrero al 2 de abril. Adicionalmente, la contratación se mantuvo estable o creció en casi todo el país.

El Departamento de Trabajo informó el mes pasado que la contratación en marzo se redujo a la mitad en comparación con los tres meses anteriores, pero el estudio de la Fed no reflejó esa desaceleración.

El estudio señala que hubo aumento del empleo en la manufactura, el transporte marítimo, la tecnología informática y los servicios empresarios profesionales.

Las empresas expresaron preocupación por el aumento de la gasolina. Adicionalmente, minoristas en cinco distritos dijeron temer que ese aumento repercutiría en el gasto de consumo en los próximos meses.

Por el momento, observa el estudio, los consumidores siguen gastando. El menudeo aumentó en casi todos los distritos. Cuatro de ellos dijeron que la perspectiva a corto plazo para el gasto minorista es positiva.

La actividad inmobiliaria residencial mejoró en casi todas las zonas a medida que se construían más apartamentos. Adicionalmente, los bancos reportaron un aumento en la demanda de préstamos, dice el informe.

El Libro Beige, publicado ocho veces al año, se basa en encuestas realizadas por los 12 bancos regionales de la Fed. No incluye cifras, pero sus conclusiones, que se dan a conocer dos semanas antes de la reunión de la Fed, tienen influencia sobre las decisiones.

Se prevé que en la reunión del 24-25 de abril los miembros seguirán con su plan de mantener las tasas de interés a corto plazo en su actual nivel bajo al menos hasta fines de 2014. Probablemente tendrán en cuenta la desaceleración del empleo reportada por el gobierno. El presidente de la Fed, Ben Bernanke, advierte que el crecimiento económico es demasiado lento para sustentar las bajas recientes en la tasa de desempleo.