Un tribunal condenó a prisión a cinco venezolanos por asaltar a un grupo de trabajadores venezolanos y guyaneses de una mira aurífera en una isla fronteriza cerca de Venezuela a principios de mes, luego de que se declararon culpables de varios cargos de robo a mano armado y posesión ilegal de armas.

Los cinco fueron arrestados por policías locales y soldados en el río Venamo, en el oeste de Guyana, el 4 de abril, luego de que asaltaron a pasajeros de un bote que encalló en aguas someras y a quienes robaron unos 20.000 dólares en oro, efectivo y otras posesiones personales.

Los indiciados se declararon culpables la tarde del martes durante una audiencia ante un magistrado, en la cual recibieron prontamente una sentencia de tres años de prisión cada uno, además de que se ordenó que fueran deportados una vez que cumplieran su condena.

Uno de los acusados, Josua Medina, de 19 años, recibió una sentencia adicional de 18 meses por posesión ilegal de una escopeta y de su munición, pero sus sentencias serán simultáneas, lo que significa que sólo cumplirá la condena inicial de tres años.

El aumento en los precios internacionales del oro han sido causa de dolores de cabeza para la Policía local en los últimos dos años debido a que ha generado una serie de asesinatos, robos a mano armada y riñas con machetes y otras armas.

La Policía registró 44 homicidios relacionados con el oro el año pasado, comparados con un promedio de menos de 10.

Al menos cinco homicidios se han registrado en lo que va del año en zonas donde se extrae oro. El mineral es la principal fuente de ingresos por exportaciones.