El presidente Hugo Chávez regresó a Venezuela la noche del miércoles, procedente de Cuba, tras completar la tercera ronda de la radioterapia a la que se somete tras una cirugía para remover un tumor canceroso, el segundo que le han detectado en los últimos nueve meses.

"Estoy bien, muy bien", dijo Chávez poco después de su arribo al aeropuerto internacional Simón Bolívar, unos 20 kilómetros al norte de Caracas, a las 10.29 horas (2259 GMT), como respuesta a periodistas de la televisión estatal que le preguntaban a gritos cómo estaba. Saludó con la mano en alto y en seguida abordó uno de los vehículos de su comitiva y partió rumbo a Caracas.

El gobernante saludó vigorosamente a ministros y jefes castrenses a su llegada y estaba acompañado por su hija mayor, Rosa Virginia, en una transmisión en vivo de la estatal Venezolana de Televisión.

En un mensaje a la nación transmitido por radio y televisión, unos 45 minutos después de su arribo, Chávez sonriente sostuvo "un conversatorio" con sus actuales ministros y el ex vicepresidente (2002-2007) y ex ministro de Defensa (2001-2002), José Vicente Rangel, quien estuvo a su lado durante la intentona.

"Llegando de La Habana, de cumplir con otro ciclo del tratamiento de radioterapia, ahí vamos en la batalla (contra el cáncer) avanzando, avanzando con mucha fe, recuperándonos y en recuperación"

Chávez había adelantado desde La Habana, a través de su cuenta en la red social Twitter, que tenía la intención de regresar a tiempo para participar en los actos en conmemoración del 10mo aniversario de su retorno al poder tras un fallido golpe de estado, que lo separó del cargo durante 47 horas.

"Ahora quise llegar ahora antes de la medianoche (del miércoles) para bueno sentarnos en esta misma esquina (José Vicente) que estamos tú y yo" durante el golpe.

El gobernante ha establecido comparaciones entre esa fracasada intentona golpista del 11 de abril de 2002 y su lucha contra la enfermedad, afirmando que fue obra de un milagro su regreso al mando y que "tengo mucha fe en Cristo nuestro señor que va repetir el milagro para seguir viviendo, para derrotar esta enfermedad".

Chávez, quien aspira a la reelección para otro mandato de seis años en octubre y que ha declarado profusamente sobre su estado de salud, nunca ha precisado el tipo de cáncer que padece, dónde fue localizado ni cuáles son los pronósticos médicos.

En las pasadas tres semanas, Chávez se sometió en La Habana a los tres primeros ciclos de radioterapia, cada uno de ellos de cinco sesiones, como parte del tratamiento que está siguiendo luego de que en febrero le detectaron un segundo tumor canceroso en la región pélvica.

El líder izquierdista, de 57 años, fue intervenido el pasado 26 de febrero en La Habana para extirparle una lesión cancerosa de dos centímetros, que apareció en el mismo lugar donde hace casi 10 meses le operaron un tumor del tamaño de una pelota de béisbol.

En junio del año pasado, Chávez se sometió a dos intervenciones en Cuba para atenderse un absceso pélvico y un tumor canceroso. Entre julio y septiembre se sometió a cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas. En octubre anunció públicamente que estaba curado, y que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo. En los meses siguientes se le vio bastante recuperado y retomó sus actividades, que incluyen maratónicos discursos televisados.

La reaparición del tumor maligno ha generado una oleada de versiones sobre la salud de Chávez en medios de comunicación nacionales y extranjeros, así como entre los venezolanos en la calle, por lo que el gobernante ha instado a sus aliados a no perder tiempo respondiendo rumores.

Los rumores se acrecentaron el Jueves Santo, al día siguiente de regresar de Cuba de la anterior fase de tratamiento con radiación. El mandatario asistió ese día a una misa de acción de gracias por su salud en la que imploró a Dios por su vida y donde admitió que estuvo a punto de romper a llorar.

Al culminar la misa en su estado natal de Barinas, conmovido Chávez expresó: "dame vida aunque sea vida flameante, vida dolorosa, no me importa, dame tu corona Cristo, dámela, que yo sangro".

"Dame tu cruz, 100 cruces, que yo la llevo, pero dame vida porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo", agregó.