Una beba que nació prematura, fue declarada muerta por los doctores del Hospital Perrando de Resistencia en la provincia norteña del Chaco. Luego de la terrible noticia del deceso de la bebe, Analia Bouter madre de la criatura, pidió 12 horas más tarde ver el cuerpo sin vida de su hija.

Bouter quien se encontraba sedada luego del parto, se recupero 12 horas más tarde exigiendo ver el cadáver de su hija, a lo que las autoridades en un principio se resistieron, dado que la criatura ya se encontraba dentro de un cajón cerrado dentro de una heladera de la morgue. La madre que junto a su marido estaban parados contemplando el cajón donde estaba su hija muerta, no podían dejar el lugar sin ver el cadáver, quizás fue el instinto materno que la llevo a agarrar una palanca y forzar la tapa del cajoncito hasta lograr apararlo del féretro. Ahí se encontraba el cuerpo de su hija cubierto con gazas mortuorias, que gentilmente Bouter descubrió y comenzó a acariciar la manito de su hija cuando escucho el sonido celestial de su hijita, que aun con algunas escarchas en su piel comenzó a gemir.

El subsecretario de salud Rafael Sabatinelli, declaro que se trata un hecho “desgraciado” que la bebita que nació con solo seis meses de gestación y sin signos vitales siendo mandada a la morgue pero a las 12 horas ser encontrada viva, pidió que se levantara un sumario implicando a todo el personal médico que estuvo involucrado en el hecho.

Hoy la madre y el padre contentos pueden contar la historia y asegurar que la beba se encuentra en buen estado de salud.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino