Un hombre armado abrió fuego el miércoles contra un automóvil BMW serie 3 cerca del campus de la Universidad del Sur de California y mató a dos estudiantes internacionales procedentes de China, en lo que pudo haber sido un intento fallido de robo de auto, informó la Policía.

Ying Wu Ming y Ming Qu estaban sentados en el auto lujoso alrededor de la una de la mañana cuando el hombre disparó, destrozando las ventanas. Qu resultó herido pero logró correr hacia una casa cercana, donde golpeó la puerta pidiendo ayuda antes de caer, dijo la Policía.

Cuando la noticia del tiroteo se propagó al otro lado del Pacífico, puso al descubierto la pesadilla de todo padre: enviar a sus hijos a una universidad lejos de casa sólo para que se lastimen o mueran.

En la USC la presencia de estudiantes internacionales es enorme, pues tiene la tasa más alta entre las universidades de Estados Unidos. Aproximadamente el 19% de los 38.000 estudiantes provienen del extranjero, incluyendo 2.500 de China.

Algunos estudiantes dijeron que el tiroteo podría ser una advertencia para otros que quieren estudiar en el extranjero.

"Si los padres se enteran de esto en China, podría afectar su decisión", dijo Chrissy Yao, un estadounidense de origen chino y estudiante de Ingeniería. "Dado que dos personas perdieron la vida, creo que las preocupaciones se mantendrán durante un buen tiempo".

La Policía dijo que el tiroteo pudo haber obedecido a un atraco o un intento de robar el BMW, que vale 60.000 dólares. Testigos dijeron que el auto estaba en la calle, no en la acera, en el momento en que ocurrieron los disparos.

El atacante huyó a pie y las autoridades aún no divulgan ninguna descripción.