Es un partido del que todo ucraniano sabe: El "Partido de la Muerte" de 1942, cuando los máximos futbolistas de Kiev derrotaron a un equipo de ocupantes nazis y según reportes pagaron por ello con sus vidas.

Pero las autoridades ucranianas congelaron el martes el estreno de una película sobre ese desafío soviético a los alemanes nazis por preocupaciones de que pueda encender emociones explosivas a pocas semanas de que Ucrania albergue parte de la Eurocopa de 2012.

Las autoridades temen que "The Match" (El partido), que ensalza el heroísmo de los futbolistas ucranianos pero muestra a muchos residentes de Kiev como colaboradores de los nazis, le enseñe al público ucraniano la imagen equivocada de su país y de su historia.

Algunos expertos también temen que pueda avivar hostilidades hacia hinchas alemanes cuando la selección germana juegue varios partidos en Ucrania en la Euro.

La película narra la historia del partido del 9 de agosto de 1942, que enfrentó a un equipo de Wehrmacht contra jugadores del principal equipo de Kiev, el Dynamo, y otros atletas. El equipo ucraniano ganó 5-3 pese a reportadas advertencias de la SS de que debían perder ante sus ocupantes. La mayoría de los miembros del equipo fueron pronto arrestados.

"Hay causas por las que vale la pena morir", dice el actor que interpreta al capitán del equipo Nikolai Ranevich en el filme, con los ojos llenos de lágrimas, al convencer a sus compañeros de que venzan a los nazis en una muestra de resistencia y patriotismo.

Un periodista soviético apodó el juego como el "Partido de la Muerte" y las autoridades soviéticas cultivaron por años la leyenda de que todo el equipo fue ejecutado por los nazis poco después. Un monumento a aquellos jugadores hoy se erige afuera del estadio Dynamo.

Los historiadores ahora dicen que aunque derrotar al equipo nazi fue sin duda un acto de valentía, no hay evidencia de que los futbolistas hayan sido ejecutados en venganza.

Nueve de los jugadores fueron arrestados una semana después del partido. Uno pronto murió bajo custodia y a otros tres les dispararon en un campo de concentración en Kiev unos seis meses después, según Volodymyr Prystaiko, un ex oficial de seguridad soviético que escribió un libro sobre el caso.

Los investigadores alemanes concluyeron en el 2005 que no hay evidencia que vincule las muertes de los tres futbolistas con el partido.

La distribuidora del filme quiso que "The Match" se estrenara en Ucrania el 3 de mayo y la agencia estatal de cine iba a anunciar si aprobaba o no su exhibición la semana pasada. Pero la vocera de la agencia Larisa Titarenko dijo el martes que el organismo regulador se tomará otros 25 días laborales para analizar la cinta.

Yaroslav Pidhora-Gvyazdovskiy, un miembro de la comisión de expertos que revisa "The Match", dice que recomendó su prohibición porque promueve el conflicto étnico. La mayoría de los personajes que colaboran con los nazis hablan ucraniano mientras que los personajes admirables hablan ruso y se oponen sin temor a los invasores, dijo.

El crítico de cine independiente Volodymyr Voitenko opina que la película debe prohibirse.

"Es propaganda ideológica, que es parte de la política neoimperialista de Rusia", señaló Voitenko. "Es una cuestión política y el estado debe decidir si permitirá que le escupan en la cara".

El productor de la cinta Dmitry Kulikov acusó a las autoridades cinematográficas de Ucrania de doblegarse ante las presiones de "grupos nacionalistas radicales".

"No hay nada antiucraniano en esta película", afirmó Kulikov vía telefónica desde Moscú. "Hicimos una película sobre la acción heroica de ucranianos y residentes de Kiev durante la guerra".

Algunos expertos también temen que el filme, en el que los futbolistas ucranianos se enfrentan a los atletas nazis con una enorme esvástica en el fondo, pueda agudizar los sentimientos contra Alemania antes del torneo que se disputará del 8 de junio al 1 de julio.

El analista político Volodymyr Fesenko dijo que la cinta podría incitar a hinchas agresivos.

"Siempre hay gente — vándalos — que usa el fútbol para esparcir su agresión y (la película) podría influenciar a algunos de ellos", señaló Fesenko.