El primer ministro de Turquía acusó a Siria de haber infringido la frontera y dijo que su país considera qué pasos seguir en respuesta, incluyendo medidas en las que "no queremos pensar".

Recep Tayyip Erdogan habló ante reporteros durante una visita a China el martes, un día después de que las fuerzas sirias abrieran fuego del otro lado de la frontera dejando dos personas muertas en un campo de refugiados.

La agencia estatal turca Anadolu citó a Erdogan al decir que Turquía evaluará la situación y tomará las medidas pertinentes.

Las autoridades turcas dijeron el lunes que las fuerzas sirias abrieron fuego desde el otro lado de la frontera contra un campo de refugiados en Turquía, dejando al menos seis heridos. Pero cuatro testigos en el campo dijeron a The Associated Press que dos personas en el campo también habían sido muertos por disparos.