Exactamente 100 años después de que el infortunado Titanic zarpó de Southampton, el puerto inglés le rindió un homenaje con una serie de actos para conmemorar el aniversario.

Southampton era el hogar de más de un tercio de las cerca de 1.500 personas que murieron luego de que el barco chocó contra un iceberg y se hundió, el 15 de abril de 1912.

El martes, más de 650 descendientes de esos pasajeros se reunieron para una ceremonia en el mismo atracadero del muelle de la ciudad desde donde el Titanic se hizo a la mar el 10 de abril de 1912.

Los asistentes arrojaron flores y coronas en las aguas donde el navío de White Star levó anclas, y luego guardaron un minuto de silencio para recordar a aquellos que fallecieron en la tragedia.

Una grabación del sonido de la sirena del Titanic se reprodujo en los muelles al mediodía, el momento exacto en que aquel buque soltó amarras, antes de que un bote construido en la misma era recreara la partida del transatlántico.

La ceremonia en el muelle terminó con el himno "Nearer My God To Thee" (Más cerca de ti, Dios), el cual se dice fue interpretado por los músicos del barco mientras éste se hundía.

Vanessa Beecham, de Southampton, rindió tributo a su tío abuelo Edward Biggs, un bombero que viajaba en el navío y que murió a los 21 años. Dijo que la ceremonia fue "de buen gusto y conmovedora".

"Nos preocupaba que durante el aniversario se olvidara a las familias con todo el bullicio... pero esto fue adorable", dijo.

Posteriormente, cientos de niños de Southampton marcharon hacia el centro de la ciudad llevando carteles con fotografías de los residentes que murieron en el trágico viaje.

Southampton también abrirá un nuevo museo — SeaCity_. El recinto cuenta la historia de la conexión de Southampton con el mar, con énfasis en la historia del Titanic.