El nieto mayor del rey Juan Carlos de España se disparó accidentalmente en el pie derecho mientras realizaba unas prácticas de tiro, y se encontraba ingresado en un hospital de Madrid, según informó el martes la Casa Real.

Felipe de Marichalar, de 13 años, fue operado en el Hospital Quirón tras el accidente, que tuvo lugar el lunes, y su condición era estable.

Marichalar es hijo de la infanta Elena de Borbón y Jaime de Marichalar, divorciados desde el 2009, y es el mayor de los ocho nietos de los reyes Juan Carlos y Sofía.

El joven se encontraba realizando unas prácticas de tiro con su padre en una finca de Soria, al norte del país, cuando se disparó accidentalmente con una escopeta del calibre 36, hiriéndose en el pie derecho.

Marichalar fue llevado a un centro sanitario de Soria para los primeros auxilios. Posteriormente, fue trasladado a Madrid, donde se le practicó una "limpieza quirúrgica" de la herida, dijo la Casa Real.

La ley española no permite el manejo de armas de fuego a menores de 14 años. A partir de esa edad, se pueden usar con una licencia especial y siempre bajo la supervisión de un adulto.

La Casa Real declinó hacer comentarios al respecto.

El suceso recuerda uno de los incidentes más desdichados vividos por la familia Borbón. En 1956, el rey Juan Carlos, quien entonces era príncipe y tenía 18 años, disparó accidentalmente un revólver y causó la muerte a su hermano pequeño, el infante Alfonso, cuando ambos pasaban unos días de vacaciones en Estoril, Portugal.

El incidente marcó la vida del monarca, quien quedó muy afectado por lo sucedido.