El presidente Leonel Fernández y su gabinete en pleno acudieron el martes a una misa para pedir por la salud del mandatario venezolano Hugo Chávez, quien se encuentra en Cuba para someterse a una tercera ronda de radioterapia contra el cáncer.

"Todo el pueblo sabe de su sensibilidad (de Chávez), su sentir humanitario, generosidad y su solidaridad", destacó Fernández al término de la ceremonia celebrada en la capilla del Palacio Nacional.

A la misa también acudieron diplomáticos y los presidentes de las cámaras legislativas.

Fernández destacó el liderazgo de Chávez para poner en marcha el acuerdo petrolero de Petrocaribe, mediante el cual Venezuela exporta crudo a naciones vecinas con créditos blandos a largo plazo y facilidades de pago.

El jefe de Estado destacó la importancia que ha tenido el acuerdo Petrocaribe para mantener la estabilidad económica dominicana en los últimos años.

"Sólo un estadista de la convicción de Hugo Chávez, de su compromiso con la historia, con el ideal de (Simón) Bolívar y la vinculación con las naciones centroamericanas y caribeñas ha hecho posible un programa de esta naturaleza", enfatizó Fernández.

De los más de 155.000 barriles de petróleo que consume República Dominicana al día, 125.000 provienen de Venezuela y de ellos, 50.000 son importados bajos las condiciones del Petrocaribe, que incluyen créditos a 25 años, con una tasa de interés del 1% anual y otros financiamientos.

Desde que se unión a Petrocaribe en 2005, República Dominicana adeuda a Venezuela unos 2.400 millones de dólares por concepto de petróleo, lo que representa el 19% de su deuda externa. Una parte de la deuda con Venezuela puede ser pagada con productos textiles y agropecuarios, como habichuelas y azúcar.

Fernández y su similar haitiano Michel Martelly propusieron en marzo crear un fondo con los intereses de la deuda de República Dominicana con Venezuela para financiar proyectos de reconstrucción en Haití.

Con la misa celebrada en el Palacio Nacional, Fernández "manda un mensaje de solidaridad, de agradecimiento", consideró el embajador venezolano, Alfredo Murga.

El diplomático recordó que República Dominicana ha sido uno de los países que más muestras de solidaridad ha enviado a Chávez desde que le detectaron cáncer en la zona pélvica a mediados del año pasado.

Luego de que Chávez recibió en julio de 2011 las primeras sesiones de quimioterapia en Cuba, diez dominicanos, incluida una mujer, se raparon las cabezas frente a la embajada venezolana en Santo Domingo en señal de solidaridad con el mandatario.