Ocho taxistas fueron asesinados a tiros el martes en dos ataques en la ciudad mexicana de Monterrey, en los que resultaron heridas otras tres personas, entre ellas una niña de ocho años, dijeron las autoridades.

El portavoz de seguridad pública del estado de Nuevo León, Jorge Domene Zambrano, dijo que cuatro hombres armados balearon a cinco taxistas en las afueras de la oficina de una base de taxis. Minutos más tarde, tres hombres fueron muertos al parecer por el mismo grupo a unas pocas cuadras de distancia.

Domene señaló que dos de los tres heridos el martes eran transeúntes, inclusive la niña de ocho años.

Dijo que las víctimas estaban conduciendo taxis sin permiso. La Policía investiga a un ex taxista que amenazó a sus colegas tras ser despedido por vender drogas.

En el estado sureño de Michoacán, las autoridades dijeron que 13 personas perdieron la vida en diversos hechos de violencia.

Efectivos del ejército dieron muerte a cuatro supuestos delincuentes al parecer en la operación de rescate de un secuestrado.

La oficina del procurador estatal dijo que tres cadáveres vendados fueron localizados en una carrera, en tanto que fueron hallados seis cuerpos dispersos en la localidad de Tancítaro.

En el puerto turístico de Acapulco, la policía arrestó a tres hombres que transportaban en una camioneta siete cadáveres, cinco de los cuales estaban decapitados.