Más de 18.000 inmigrantes latinos fueron transferidos el año pasado de las cárceles del condado de Los Angeles a centros de detenciones de inmigración, la mayoría delincuentes de mediano o bajo riesgo, de acuerdo con un estudio revelado el martes.

Los hispanos en cuestión representaron el 92% del total de 19.725 transferidos al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), agrega el reporte del Departamento del Alguacil del Condado de Los Angeles y la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles.

"Esto muestra el crudo panorama del total de gente que es transferida a inmigración", dijo Jennie Pasquarella, abogada de la organización defensora de derechos civiles, agregando que es la primera vez que estas cifras son reveladas.

Del total de transferidos a las autoridades migratorias, 8.574 (43 fueron reos de "bajo riesgo", mientras que 10.713 (54%) fueron de "mediano riesgo", agrega el informe de 31 páginas.

Casi todos los transferidos (96 fueron hombres.

ICE a través de su portavoz, Virginia Kice, dijo que no tenían cifras comparables por lo que no podía decir cuántos de los transferidos terminaron deportados.

Las transferencias se deberían en parte a la colaboración del alguacil con Comunidades Seguras, en vigor desde el verano del 2009, aunque el estudio no menciona este programa federal.

"Esta es una cantidad fuerte que demuestra que el alguacil (del condado Lee Baca) es un colaborador entusiasta y activo de Comunidades Seguras", dijo Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles. "El alguacil es el brazo derecho del departamento de inmigración en el condado de Los Angeles y este estudio lo confirma".

La oficina del alguacil no contestó inmediatamente un mensaje que le dejó la AP.

___

E.J. Támara está en Twitter como: https://twitter.com/EJTamara