Herido tras perder el clásico nacional, Chivas buscará mantenerse con vida en la Copa Libertadores cuando enfrente el miércoles a un Vélez Sarsfield que prácticamente tiene asegurado su pasaje a la segunda ronda del torneo.

Antes de sellar su puesto en los octavos de final, los argentinos deben medirse al Guadalajara, que cayó 1-0 ante el América el domingo pasado por el torneo Clausura local, y no pueden ceder puntos para seguir adelante en la Libertadores.

"Ya hay que cambiar el chip, a pesar de que fue un día doloroso y se perdió (el clásico) tenemos que levantar la cara, aún no está perdido nada, tenemos posibilidades de meternos de lleno en Libertadores", dijo el delantero de Chivas, Marco De la Mora, quien se ausentó dos encuentros del torneo sudamericano por estar jugando con la selección preolímpica mexicana.

Cuando restan dos fechas del Grupo 7, el Guadalajara tiene cuatro puntos, a cinco del líder Vélez. Defensor Sporting suma seis y Deportivo Quito cuatro.

"Es un día importante ante Vélez y esperamos poder sacar un buen resultado", agregó De la Mora. "Estamos todos en el mismo canal, enfocándonos en lo que será un partido decisivo y que no lo podemos perder, que tenemos que jugarlo como una final".

Vélez llega a México tras empatar 1-1 con Independiente en el torneo Clausura argentino. Vélez ganó 3-0 el encuentro de ida ante Chivas.

"Por lapsos del partido en Argentina estuvimos a su nivel y ahora hay que aprovechar nuestra localía para tratar de tomar el mando del partido", agregó De la Mora.

Vélez se entrenó esta semana en cancha con superficie artificial, la misma que tiene el estadio Omnilife de Chivas.

"Hay que acostumbrarse lo más rápido posible, más que nada al comportamiento de la pelota, el pique cuando viene de aire, esas cosas. Igual estamos tranquilos y confiados que vamos a hacer un muy buen partido", comentó el volante argentino Augusto Fernández. "El campo es secundario. Si nosotros hacemos bien lo que tenemos que hacer, no importa el terreno".

El encuentro está programado para las 17.45 (2245 GMT) en el estadio Omnilife.