Con un lugar asegurado en los playoffs y un tramo agotador por cruzar, el entrenador de los Spurs de San Antonio Gregg Popovich dijo que era obvio que dejaría descansar a sus estrellas Tim Duncan, Tony Parker y el argentino Manu Ginóbili.

Y eso no le molestó al Jazz de Utah, un equipo que aún intenta conseguir un boleto para la postemporada.

Luego de perder por 10 puntos frente a los Spurs el domingo en San Antonio, el Jazz (30-28) regresó con una victoria 91-84 en la revancha el lunes en Salt Lake City.

"Queríamos salir y vengarnos un poco de la noche anterior", dijo Gordon Hayward, quien fue titular como escolta en un Jazz socavado por las lesiones. "Ellos lucharon y lucharon hasta el final y fuimos capaces de salir victoriosos".

El crédito es para Devin Harris, quien convirtió 25 tantos, máximo anotador del Jazz, incluyendo 11 puntos consecutivos en el último período.

"La gran diferencia en el partido, como en muchos partidos de la NBA al final, es que uno tiene que convertir los tiros y Devin llegó y consiguió anotar dos veces consecutivas en transición. Del otro lado de la cancha no pudimos anotar", dijo Popovich.

Los Spurs (40-15) perdían 84-80 con 2:23 por jugarse luego de la racha de Harris, que incluyó un par de triples. Pero apenas encestaron dos de siete el resto del encuentro y además perdieron una vez el balón.

"Creo que ambos equipos estaban jugando bien, especialmente luego de jugar una noche anterior y un viaje largo hasta aquí", dijo Matt Bonner, quien finalizó con 10 puntos para los Spurs. "Fue como una pelea de pesos completos y se iba a definir al final. Ellos nos pegaron un par de golpes extra".

La victoria del Jazz cortó una racha de 11 triunfos de los Spurs y permitió a Utah mantenerse a juego y medio del octavo y último puesto de playoffs en la Conferencia del Oeste.

La derrota fue la primera de San Antonio desde el 17 de marzo y terminó una racha de seis victorias sobre el Jazz.

En tanto, en Nueva Orleáns, el español Pau Gasol se dio cuenta de que la responsabilidad de anotar más de lo usual era suya con Kobe Bryant fuera de la alineación de los Lakers.

A pesar de los esfuerzos de los hombres altos de Nueva Orleáns Chris Kaman y Jason Smith, Gasol anotó 25 puntos y consiguió nueve rebotes para que Los Angeles se sobrepusiera a la ausencia de Bryant y venciera el lunes 93-91 a los Hornets de Nueva Orleáns.

"Soy una de las anclas — cuando (Bryant) no está, aún más_, por lo que me involucré mucho más en la ofensiva", dijo Gasol. "No intento ser el jugador principal aquí. Tenemos un gran equipo y algunas armas geniales. ... Sólo asumí un poco más el papel de anotador y de ser agresivo a la ofensiva, obviamente por la ausencia del mayor anotador de la liga".

Bryant se perdió su segundo partido consecutivo a causa de molestias en la espinilla izquierda, pero Ramon Sessions ayudó a compensar con 17 puntos, entre ellos un triple que puso adelante a los Lakers por seis unidades a 26 segundos del final. Andrew Bynum añadió 18 puntos y 11 rebotes para Los Angeles, que habían perdido dos en fila.

"Estábamos sin Kobe, y cada vez que te falta un jugador como él, todos tenemos que mejorar", dijo Sessions. "Sólo intenté llenar el vacío, tomando lo que me dieran, atacando la canasta, tratando de conseguir los tiros".

En otros partidos del día, Washington venció 113-85 a Charlotte, Orlando 119-89 a Detroit, Indiana 103-98 a Toronto, Oklahoma City 109-89 a Milwaukee, Memphis 94-85 a los Clippers de Los Angeles, Phoenix 114-90 a Minnesota, Denver 123-84 a Golden State, y Houston 94-89 a Portland.