El ministro del Petróleo en Irán dijo que el país había detenido las ventas de petróleo a Grecia.

Es el último país europeo golpeado por la represalia preventiva de Irán por el embargo de la Unión Europea que entrará en vigor en julio y que fue impuesta por el controvertido programa nuclear de Teherán.

Occidente sospecha que Irán busca desarrollar armas nucleares, acusación que Teherán niega.

La agencia de noticias oficial IRNA citó el martes al ministro del Petróleo Rostam Ghasemi al decir que "por el momento, Irán no venderá petróleo a Grecia".

Agregó que ambos países no han llegado a un acuerdo para la reanudación de las exportaciones de crudo, aunque no dio más detalles.

A principios de abril, Irán dijo que había detenido las ventas de petróleo a dos compañías petroleras griegas, ya que no habían pagado sus deudas.

Irán ya impuso embargos de petróleo a Gran Bretaña y Francia.