Todos los miembros del jurado, más seis suplentes, han sido seleccionados en el juicio del hombre acusado de matar a tres familiares de Jennifer Hudson.

Los últimos cuarto miembros fueron elegidos el martes, en el segundo día de entrevistas a posibles jurados. Catorce habían sido seleccionados el lunes.

William Balfour, de 30 años, está acusado de asesinar a la madre, el hermano y un sobrino de la actriz y cantante en el 2008 y podría pasar el resto de su vida tras las rejas de ser hallado culpable de la muerte de dos de las víctimas.

El nombre de Hudson se pronunció con frecuencia durante los interrogatorios a los posibles miembros del jurado, aunque la mayoría insistió en que, pese a que sabían quién era o habían oído sobre el caso en los medios, podrían considerar sólo la evidencia presentada en el juicio. La presentación de testimonios comienza el 23 de abril.

Una mujer de unos 30 años, vendedora de Xerox, fue descartada tras decir que como admiradora de Hudson no podría darle al acusado un juicio justo.

Sólo unas pocas personas dijeron que sabían muy poco o nada sobre la artista ganadora de un Oscar. Otra mujer treintañera seleccionada para el jurado dijo que había oído de Hudson pero que no tenía idea de cómo lucía.

Los seleccionados incluyen a varias personas que dijeron tener parientes que fueron asesinados y un hombre que dijo que hace 25 años un ladrón le robó la cartera a su hermana en una parada de autobús y le acuchilló el cuello, hiriéndola de gravedad.

También fueron seleccionados un camionero mexicano-estadounidense que dijo tener a veces problemas para hablar en inglés, una mujer desempleada que vive a tres cuadras del juzgado y una representante de una compañía de chocolates que respondió a una pregunta sobre sus pasatiempos: "Me gusta dormir, comer, y dormir un poco más".

Entre los candidatos descartados están un hombre cuyos vecinos incluyen agentes de la policía y del FBI, una maestra de Chicago que una vez fue testigo en el juicio de un estudiante acusado de asesinato y una viuda desempleada cuyo sobrino recientemente mató a su esposa embarazada.

Hudson, quien no se encontraba en Chicago al momento de los asesinatos, dijo a los investigadores que hablaba casi a diario con su madre y que se preocupó cuando no pudo ubicarla la mañana del 24 de octubre del 2008.

Horas después, los cadáveres de su madre, Darnell Donerson, de 57 años, y su hermano Jason Hudson, de 29, fueron hallados con disparos en la residencia familiar. El cadáver de su sobrino de 7 años, Julian King, fue encontrado días después en una camioneta a unos 64 kilómetros (40 millas) de la residencia.

Los abogados de Balfour han dicho que las pruebas son circunstanciales, pero la fiscalía sostiene que incluyen residuos de bala hallados en el volante de su auto y que su testimonio demostrará que mintió sobre su paradero el día de los homicidios.

___

Michael Tarm está en Twitter como www.twitter.com/mtarm