Según las estadísticas, la vía aérea es la manera más rápida y segura de  viajar. El transporte acero se ha incorporado tanto a nuestra vida, que pocos saben que  tanto el correo como gran parte de los alimentos que consumimos, entre otras cosas son transportados por las enormes bodegas  ubicadas debajo de los tan incómodos asientos en los que viajamos, cada vez que nos subimos a un avión.

Shakira y su novio Gerard Piqué se unen para ayudar

Tan simple ecuación de velocidad, seguridad y capacidad de carga, los convierte en el medio ideal para traficar drogas, quizás por esto, en Colombia se roban un promedio de 14 aviones al año, presumiblemente por narcotraficantes, para trasladar la droga hacia el norte cruzando por centro América, según reportan medios colombianos.

La noticia viene  por un pequeño avión de la compañía Aerocapital que desapareció poco después de haber despegado del aeropuerto El Dorado, de Bogotá.

El avión, de acuerdo a su hoja de vuelo, debía volar a la isla hondureña  de Roatan, pero para sorpresa de los controladores de vuelo y temiendo lo peor, se perdió la señal del pequeño aeroplano, aunque la realidad fue que la nave desconecto el sistema de radar con el que se lo puede ubicar su posición. Alertadas las autoridades de la Fuerza Aérea de Colombia, mandaron dos aviones de combate para parar la escurridiza nave, que logro su objetivo al perderse en los cielos de centro América.

Luego de una investigación, las autoridades descubrieron que los piratas del aire, habían abordado la aeronave haciéndose pasar por piloto y copiloto, sorteando los controles sin ser detectados, en el aeropuerto comercial considerado como el más protegido en Colombia.

Las mejores fotos de la semana

Los colombianos acostumbrados a los trucos de los ingeniosos narcotraficantes, no salían de su asombro de esta nueva manera de operar  que se disperso por las redes sociales.

La cadena Caracol, reporto que este modo operante no para nada inusual y de acuerdo a fuentes anónimas, alrededor de 14 aviones son robados analmente en Colombia.

Esta cifra de robos, aunque alarmante, refleja una pequeña mejoría con respecto a los 21 aviones robados en el 2008.

Para los traficantes de drogas, el robo de aeronaves no necesita un planeamiento muy dificultoso ni un libreto de película de acción. Con pequeñas coimas se pueden comprar personal corrupto que trabaja en los hangares.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino