British Petroleum no explora hidrocarburos en aguas de las islas Malvinas, cuya soberanía se disputan el Reino Unido y Argentina, ni tiene planes de hacerlo en un futuro, informó el martes la cancillería argentina.

La cancillería señaló que en el marco de las acciones emprendidas por el gobierno "contra las empresas que realizan o pretenden realizar exploración y explotación ilegítimas de hidrocarburos en aguas del Atlántico Sur" se "ha recibido con satisfacción nota de respuesta de la conocida empresa British Petroleum".

"En la parte sustantiva de la referida nota se afirma: '... acusamos recibo de la nota de referencia, de fecha 19 de marzo de 2012. Al respecto, deseamos puntualizar que British Petroleum no participa en actividades de exploración de hidrocarburos en la región a la que refiere dicha nota, ni tiene planes de hacerlo en el futuro", indicó la cancillería.

Agregó que el gobierno "continuará implementando todas las acciones que la legislación nacional e internacional estipulen para la defensa de los recursos renovables y no renovables que son patrimonio de todos los argentinos".

El 19 de marzo Argentina advirtió a las bolsas de Nueva York y Londres que cinco petroleras exploran de forma "ilegal" hidrocarburos en aguas de las islas Malvinas, cuya soberanía reclama a Londres desde 1833.

Ese día el canciller Héctor Timerman remitió sendas notas informando que esas compañías realizaban tareas de exploración en la plataforma continental argentina, exponiéndose a sanciones administrativas, civiles y penales.

Las empresas mencionadas fueron Argos Resources Limited, Borders & Southern Petroleum PLC, Desire Petroleum PLC, Falkland Oil and Gas Limited y Rockhopper Exploration PLC. Esta última ha sido la que ha hecho el mayor descubrimiento en la cuenca norte de las islas.

El gobierno solicitó en esa ocasión a la Bolsa de Londres que exigiera a las citadas empresas que informasen de sus actividades. Además remitió a ambos mercados bursátiles un listado de compañías vinculadas directa o indirectamente a dichas petroleras y otro con empresas que manifestaron interés en invertir en ellas.

Argentina aduce que los permisos otorgados por los británicos a las petroleras violan resoluciones de Naciones Unidas referidas a que ninguna de las partes en disputa puede introducir modificaciones unilaterales sobre los recursos naturales de la zona mientras dure el diferendo. La ONU ha instado reiteradamente a ambos países a sentarse a dialogar sobre las disputadas islas, a lo que el Reino Unido se ha negado.

El 2 de abril se conmemoró el trigésimo aniversario de la guerra que libraron Argentina y Gran Bretaña por las islas, en la que el país sudamericano resultó derrotado. Esa fecha estuvo precedida por una tensa escalada diplomática entre ambos gobiernos.