Decenas de pasajeros bolivianos y extranjeros quedaron varados en dos aeropuertos del país debido a que Aerosur, la principal aerolínea privada, suspendió sus vuelos el martes a Buenos Aires y Sao Paulo por su crítica situación financiera.

Ambos vuelos debieron partir entre las 6.30 y 7.30 del martes desde La Paz con escala en Santa Cruz hasta Argentina y Brasil, pero la empresa canceló ambos vuelos sin dar explicaciones a sus usuarios, según testimonio de pasajeros a televisoras locales.

Algunos manifestaron su molestia porque en lugar de disculpas, autoridades del aeropuerto en La Paz reforzaron el control militar para evitar posibles incidentes.

En un comunicado la compañía atribuyó las demoras y cancelación de ambos vuelos a la retención de sus ingresos por parte del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).

"Por ese motivo Aerosur se ha visto obligada a suspender algunos vuelos internacionales los mismos que están siendo reprogramados. A los pasajeros se está brindando la cobertura necesaria de acuerdo a la posibilidades de la compañía", dijo la empresa.

Pero muchos viajeros se quejaron porque no les ofrecieron ni siquiera un vaso de agua en la terminal aérea.

Una funcionaria que no se identificó dijo a la televisora ATB que empleados de la compañía se replegaron a las oficinas centrales en protesta por retrasos en los salarios.

Más tarde el director gubernamental que fiscaliza al sector, Clifford Paravicini, informó que Aerosur se comprometió a embarcar a sus pasajeros hasta la tarde y noche del martes.

Hace dos semanas, Aerosur también suspendió vuelos a Madrid pero entonces acomodó a sus pasajeros en otras líneas comerciales y no se reportó quejas como las del martes.

El servicio de impuestos retiene el cien por cien de los ingresos de la compañía por la venta de pasajes tras un fallo judicial a su favor por una deuda impositiva de unos 15 millones de dólares, lo que ha complicado la situación de la empresa para operar sus vuelos domésticos e internacionales.

La semana pasada el ministro de Obras Públicas Vladimir Sánchez dijo que Aerosur tiene deudas por más de 30 millones de dólares, incluso con sus proveedores de combustible.

El gobierno descartó apoyar a la empresa mientras esta no transparente sus finanzas, pague sus deudas y apruebe un plan de reestructuración.La compañía ha pedido al gobierno que no le retengan el 100% de sus ingresos diarios.

AeroSur comenzó a operar en 1992 en el mercado local tras el descalabro de la estatal Lloyd Aéreo Boliviano y pudo consolidarse en el mercado hasta la llegada hace más de dos años de Boliviana de Aviación, la estatal creada por el presidente Evo Morales, que le ha restado mercado.

Opera con aviones alquilados y abrió vuelos a Buenos Aires, Madrid, Miami y Sao Paulo.