Wall Street sufrió el martes su perdida más pronunciada de 2012 debido a la incertidumbre acerca de los venideros informes trimestrales de las empresas estadounidenses que cotizan en bolsa y las preocupaciones de que los costos de endeudamiento de España se acercan a niveles de crisis.

La caída amplió a cinco días la racha bajista más pronunciada y larga del año en la Bolsa de Valores de Nueva York. Más de la mitad de las ganancias del promedio industrial Dow Jones en el primer trimestre han desaparecido, y más de un tercio de las del índice de 500 empresas de Standard & Poor's.

El Dow Jones se desplomó 213,66 puntos, su tercera pérdida de tres dígitos en cuatro días. Cerró en 12.715,93 puntos, su nivel mínimo desde el 2 de febrero.

El S&P 500 perdió 23,61 puntos para cerrar en 1.358,59, su peor desplome en un día en lo que va del año.

El índice compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, perdió 55,86 puntos, su peor desempeño en lo que va del año, y concluyó en 2.991,22.

Cambiaron de manos 4.600 millones de acciones en lo que fue la jornada más activa desde el 16 de mayo.

El dólar y los precios de bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron a medida que los inversionistas movieron el dinero a inversiones de menor riesgo. El rendimiento del bono a 10 años bajó por quinta jornada consecutiva y cayó por debajo del 2% por primera vez en un mes.

Después del cierre del mercado, Alcoa reportó ganancias trimestrales muy superiores a las expectativas de Wall Street, lo que ofreció esperanzas de que la mala racha podría terminar. Alcoa es la primera de los 30 acciones del índice Dow Jones que reporta resultados.

"Esperamos que esto cambie el tono del mercado durante el próximo par de días, pero pueden pasar muchas cosas en el exterior durante la noche. Esa es la gran incógnita", dijo Colleen Supran, del asesor de inversiones Bingham, Osborn & Scarborough en San Francisco .

Alcoa, que vende de aluminio y se considera un termómetro de la economía mundial, reportó una ganancia trimestral de 9 centavos de dólar por acción. Los analistas esperaban una pérdida de 4 centavos de dólar.

Después de nueve trimestres consecutivos de crecimiento de las ganancias, los analistas piensan que estarán planas en esta ocasión. Sin embargo, esas predicciones se produjeron antes de los impresionantes resultados de Alcoa.

En Europa se intensificaron los temores por la salud financiera de España. El costo del dinero en este país e Italia registró un fuerte aumento. El de España se acerca lentamente a los niveles que obligaron a otros países a pedir rescates.

Los mercados europeos prefirieron deshacerse de acciones mientras Wall Street todavía dormía. Los índices principales de España y Francia cerraron con una caída de aproximadamente 3%.

El rendimiento de los bonos españoles a 10 años aumentó a casi 6%. En general se considera que cuando se llega al 7%, los gobiernos no pueden recaudar dinero en los mercados internacionales y deben pedir préstamos de rescate.

El 7% obligó a Grecia, el eje de la crisis de deuda europea, a pedir rescate, pero la economía española es cinco veces la de Grecia.

"Consiguieron ponerle una tirita a la crisis de la deuda, pero en realidad no hay solución", dijo Supran. "Y España es un problema mucho más grande que Grecia".

En otras bolsas europeas, el índice francés CAC-40 cayó 3,1% para cerrar en 3.217 puntos, mientras que el DAX de Alemania bajó 2,5% a 6.606. El índice FTSE de Gran Bretaña perdió 2,2% para concluir en 5.595.

Los analistas también temen que los altos precios de la gasolina perjudiquen la recuperación en Estados Unidos. El precio del barril de crudo bajó a 101 dólares el martes, pero sólo porque los operadores prevén que la debilidad de la economía deprimirá la demanda.

El martes, el dólar y los precios del Tesoro aumentaron al trasladarse el dinero a inversiones de menor riesgo. El rendimiento del bono del Tesoro referente a 10 años bajó por quinto día, a 1,99% comparado con el 2,04% el lunes.

___

El periodista económico de AP Christopher S. Rugaber contribuyó a este despacho desde Washington.