El exterminio de lagartos es la causa de la proliferación de pirañas que durante el largo feriado de Semana Santa atacaron a bañistas en una laguna turística del oriente boliviano, informó una autoridad.

Al menos 49 personas fueron mordidas, ninguna de gravedad, por los voraces peces en la laguna Sapocó en el departamento de Santa Cruz, informó el lunes el Secretario de Medioamente de esa gobernación, Manlio Roca.

"Hay un desequilibrio ambiental en la zona. Los lagartos que se alimentan de pirañas casi han desaparecido por la caza indiscriminada en la laguna y los peces están proliferado", explicó el funcionario en rueda de prensa.

Sapocó, a 640 kilómetros al este de La Paz, es una paradisíaca laguna en el poblado colonial de Concepción, uno de los mayores destinos turísticos en los llanos orientales de Santa Cruz.

No se habían registrado ataques anteriores pero entre el jueves y el domingo 49 personas tuvieron que ser auxiliadas, entre ellas una joven de 21 años que ha perdido parte de un dedo, debido a la mordedura del pez.

Roca dijo que las autoridades trabajarán en un programa para repoblar la laguna de pequeños lagartos.