Aún con posibilidades matemáticas de avanzar, Arsenal de Argentina visita el martes al moribundo Zamora de Venezuela en busca de tres valiosos puntos que le ayuden a seguir en la pelea por el pase a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Con el ideal de 12 puntos, Fluminense de Brasil lidera el Grupo 4 y certificó de antemano su boleto a la siguiente ronda.

Con dos partidos por disputar, los argentinos Boca Juniors y Arsenal se pelean la otra plaza. Boca ocupa el segundo lugar con siete puntos y Arsenal está tercero con cuatro.

Zamora cierra con un punto en cuatro partidos, fruto de un empate sin goles con Boca, y sólo un milagro le permitiría clasificarse.

El conjunto venezolano suma tres derrotas seguidas — sin anotar goles — en la Libertadores, además de otros cuatro reveses en fila en el torneo local, donde se ubica octavo con 15 unidades en 12 fechas.

"Aunque sólo un milagro nos clasificaría, tenemos el ánimo de no facilitarle las cosas a nadie, ahora solo nos queda levantar el ánimo y tratar de agradar a la afición", comentó Darío Figueroa, volante argentino de Zamora.

Arsenal, que el sábado venció 2-1 a Olimpo y es segundo del torneo Clausura argentino, llegó a Venezuela el domingo.

Arsenal suma una racha positiva cinco victorias seguidas en el Clausura y escolta al líder Boca, dos puntos.

El partido en el estadio La Carolina de la ciudad suroccidental de Barinas, se disputará a partir de las 19.15 (2345 GMT) y será arbitrado por el paraguayo Julio Quintanilla.